1940-volkswagen

Me encantan las historias de los coches clásicos que han hecho mucho más por la humanidad que transportarnos. Son esos modelos que por su relevancia, aptitudes y méritos se han ganado un puesto privilegiado en el laureado cielo de las joyas tecnológicas, así que cuando he visto el post de mi colega Javi Costas en MP no me he resistido a recomendaros encarecidamente su lectura completa. Trata de la historia del Beetle, el mítico escarabajo, el modelo que supuso el nacimiento de una de las marcas más prestigiosas que pueblan nuestro abigarrado mercado automovilístico y que ha cumplido 75 años, así que os dejo un adelanto con su permiso para encender el gusanillo:

El origen de la marca Volkswagen está íntimamente relacionado con lo que hoy día conocemos como Escarabajo, Beetle, Käfer, Bug… Remontémonos a 1934, cuando gobernaba el partido nazi en Alemania. La empresa de Ferdinand Porsche recibe el 22 de junio de 1934 la orden de construír “el coche del pueblo”, es decir, el Volks-Wagen. Los requisitos eran de un coche económico que pudiese transportar a dos adultos y tres niños o cuatro adultos, superar pendientes del 30% y alcanzar una velocidad de 100 km/h. Porsche apostó por un bloque de cuatro cilindros plano, 25 CV y 985 cc refrigerado por aire. Estaría ubicado en el maletero y con tracción trasera (propulsión). Sus soluciones técnicas fueron avanzadas para la época.

En realidad el proyecto se empezó en 1933 y fue presentado al Ministerio de transporte alemán cinco meses y cinco días antes de ser aprobado, en 1934. Inicialmente se pidió una unidad de prueba, luego se acabaron pidiendo tres. El 3 de julio de 1935 ve la luz el Volkswagen Versuchswagen I o V1, y el V2 (imagen superior) estuvo listo el 22 de diciembre de ese año…

1936-volkswagen-v2

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here