El último lanzamiento de la mítica firma italiana es un producto pensado para triunfar en el segmento más importante en Europa, el de los crossover urbanos. Es precioso y 100% electrificado.

Alfa Romeo ha hecho el lanzamiento mundial del Milano esta semana, y desde luego hablamos de uno de los coches del año más importantes para Europa, pues va al corazón de donde se están produciendo las ventas, el segmento urbano crossover. El diseño del Alfa Romeo Milano es sin duda su gran baza, con una silueta espectacular que no deja a nadie indiferente y que emana personalidad y ADN de marca por los cuatro costados. Es un coche que va a atraer a nuevos clientes a la marca enamorados por su diferenciación.

El grupo Stellantis es muy consciente de que con Alfa Romeo tiene una de las enseñas con mayor potencial, pues su historia y su posicionamiento le deben permitir crecer en ventas y seguir consolidando su cuota de mercado, que gracias a su amplio portfolio está por encima del 20% y le sitúa como líder en matriculaciones en lo que llevamos de año. La pertenencia a uno de los líderes de la automoción mundial permite a la marca italiana ofrecer la última tecnología en el Milano, que tendrá versiones tanto híbridas como 100% eléctricas.

El Alfa Romeo Milano  comparte plataforma con los Peugeot 2008, Jeep Avenger, Opel Mokka y Fiat 600e, y por tanto su base mecánica está más que contrastada. Son hasta seis los modelos que “beben” de esta plataforma CMP, y para distinguirse este italiano luce la histórica calandra triangular que adopta la forma de un panel negro con perforaciones que recuerdan el logotipo de la marca en la versión Veloce, o una parrilla en forma de diamante flanqueada por el nombre Alfa Romeo “a la antigua”. En la zaga, Alfa Romeo recupera la “coda tronca”, una característica muy visual.

En el interior el diseño italiano marca de la casa impregna cada detalle, y en las versiones deportivas unos fenomenales asientos Sabelt harán las delicias de los ocupantes. La tecnología a la última tampoco podía faltar, y la interacción con la inteligencia artificial ChatGPT que ya es “seña” del grupo Stellantis hará la vida más fácil a los viajeros. Con un volumen de maletero de 400 litros, el Alfa consigue ofrecer un buen espacio de carga y podrá ejercer de único coche familiar si así es menester.

A nivel mecánico, la gama arrancará con un motor gasolina microhíbrido de 3 cilindros y 48 V que desarrolla 136 CV, es decir, el 1.2 Puretech con cadena de distribución. Más adelante, se unirá la gama una versión híbrida Q4 con motor eléctrico en el eje trasero, que combinará así la tracción integral con una potencia total de 163 CV.  La versión eléctrica de acceso recurre a la conocida variante de 156 CV asociada a una batería de 54 kW capaz de recorrer hasta 410 km (WLTP) con una sola carga, con recarga rápida de hasta 100 kW. A principios de 2025, llegará la versión Veloce de 240 CV (0 a 100 km/h en 5,9 s), con una mecánica similar a la que equipará el Abarth 600e.

Los precios de las variantes híbridas todavía no se conocen. El Alfa Romeo Milano ‘Elettrica’ partirá desde 38.500 euros, mientras que la versión Veloce de 240 CV tendrá un precio de salida de 47.500 euros. Hay una edición especial de lanzamiento ‘Elettrica’ Speciale, con entre otros una wallbox de serie, conducción autónoma de nivel 2, navegación conectada, cámara trasera de 180°, portón trasero eléctrico manos libres y sistema sin llave con tecnología de acceso de proximidad, tendrá un precio de 41.000 euros. Llega después del verano.