Imagino que cualquier conductor medio se habrá encontrado en alguna ocasión con el típico puente estrecho, esa calle de pueblo donde apenas caben dos coches de frente o adelantando a un inmenso camión en carreteras estrechas. El BMW narrow-passage assistant nos ayudará a mantener intacto nuestro coche mientras en esas circunstancias mientras mide la distancia disponible a ambos lados del coche en todo momento.

Los elementos que posibilitan el funcionamiento de este dispositivo son un escáner láser situado en el frontal, sensores de ultrasonidos en los laterales y el HUD que proyecta la información en el parabrisas para una fácil interpretación por parte de la persona al volante. Todo tipo de maniobras se pueden ver beneficiadas por este sistema, y si nos acercásemos demasiado a uno de los laterales se nos hará saber mediante un leve movimiento del volante que nos invita a corregir nuestra posición sobre la calzada para evitar la colisión. Cada vez más cerca de la conducción automática…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here