AECA-ITV advierte sobre las graves consecuencias legales y comparte testimonios impactantes que revelan el peligro mortal de circular sin ITV en las carreteras

En un evento organizado por la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV), se discutió sobre las consecuencias legales de estar involucrado en un accidente de tráfico con un vehículo que no ha pasado la inspección técnica obligatoria.

Circular sin la ITV vigente puede acarrear sanciones económicas y la posibilidad de que la aseguradora no cubra los daños en caso de un accidente. Además, si el vehículo presenta defectos que contribuyen al accidente, como neumáticos en mal estado o frenos desgastados, y el conductor era consciente de estos problemas, podría enfrentar consecuencias penales.

Específicamente, si el accidente pone en peligro grave la vida o la integridad de las personas y resulta en lesiones graves o la muerte, el conductor podría ser acusado de un delito penal. Esto podría llevar a la privación del derecho a conducir, multas e incluso penas de prisión.

El año con más incremento de delincuencia vial fue en 2022

Según el último informe publicado por la Fiscalía de Seguridad Vial, el número de casos de delincuencia vial detectados en 2022 ha alcanzado su nivel más alto desde 2005, con más de 137,400 casos abiertos. Específicamente, en lo que respecta al delito de conducir de manera temeraria, poniendo en riesgo la vida o la integridad de las personas según lo establecido en el artículo 380 del Código Penal, el número de casos abiertos ha aumentado significativamente. En 2018, se abrieron 1,553 casos, mientras que en 2022 esta cifra se ha más que duplicado, llegando a 3,539 casos (un aumento del 128%).

“Es necesario aclarar que, para que una conducta sea considerada un delito de homicidio o lesiones imprudentes por no haber pasado la ITV, es necesario que se cumplan ciertos requisitos, tales como: la existencia de un riesgo efectivo y concreto para la seguridad vial, la voluntariedad en la conducta del infractor y la relación de causalidad entre la conducta y el riesgo creado. No hay conciencia de que cuando no se ha pasado la ITV, no sólo puede haber una sanción administrativa, sino que nos podemos encontrar ante el Juez Penal en caso de accidente y en supuestos de singular o extraordinaria gravedad ante la medida cautelar de prisión provisional”, ha añadido Bartolomé Vargas, ex fiscal de Sala de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible.

Testimonios que demuestran que la ITV salvan vidas

Durante un reciente evento organizado por la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV), se discutió sobre las posibles consecuencias penales de circular con un vehículo sin la ITV vigente.

Se señaló que, más allá de las multas y la posible falta de cobertura por parte de la aseguradora en caso de un accidente, existe la posibilidad de enfrentar cargos penales si el vehículo, debido a fallos mecánicos, causa un accidente que pone en peligro la vida o la integridad de las personas.

Se destacaron testimonios reales que ilustran cómo la inspección técnica del vehículo puede prevenir accidentes. Además, se proyectó un vídeo con casos en los que defectos detectados durante la ITV evitaron siniestros viales.

Según expertos, la ITV es crucial para la seguridad vial, y un vehículo en buen estado puede marcar la diferencia entre un accidente y evitarlo. Un estudio reciente de la Universidad Carlos III de Madrid subraya la importancia de las inspecciones técnicas en la prevención de accidentes y protección del medio ambiente.