En 2020, el SUV Citroën C5 Aircross se incorporará a la estrategia de electrificación de la marca del Grupo PSA con una versión híbrida enchufable (PHEV) que conjugará altas prestaciones con niveles de consumo y emisiones de CO2entre los mejores de su categoría. Con una cuota de mercado del 7,15% en los 8 primeros meses del año, la mejor cifra del último lustro, Citroën afronta así el último trimestre del año con mucho optimismo.

Con menos de un año de vida comercial, Citroën acumula en el mercado español más de 6.000 pedidos del nuevo C5 Aircross desde que iniciara su comercialización en noviembre de 2018. Esta cifra supone además una doble alegría, ya que un 40% corresponde al acabado Shine, el más completo de la gama. La amplitud interior y la comodidad en marcha son las grandes bazas de este modelo que además le hacen uno de los más interesantes de su categoría. Este modelo se comercializa ya en 93 países y su imagen está cada vez conquistando más clientes.

El C5 Aircross tiene una estética singular que es además muy personalizable. Está disponible en 30 combinaciones exteriores, siete colores de carrocería, una propuesta de techo bitono negro y tres packs de color formados por inserciones coloreadas sobre el paragolpes delantero, los Airbump o bajo las barras del techo. También dispone de cinco ambientes interiores., Con sus 4,5 metros de largo, el C5 Aircross se posiciona en el segmento C de todocaminos, el que más crece en España, un 22% desde 2017 y copando uno de cada cinco coches vendidos actualmente. Su maletero de 520 litros y su fila trasera con 3 asientos individuales marcan la diferencia.

En el frontal, el capó, largo y alto, incluye modelados pronunciados, mientras que la anchura del vehículo se ve reforzada por branquias laterales. Por su parte, la parte trasera, ancha y vertical, presenta ópticas en relieve dotadas de cuatro módulos 3D de LED a cada lado, branquias en el paragolpes, un alerón superior y dos salidas de escape cromadas. En el interior, como novedad respecto a la versión para China, los asientos están disponibles con la configuración Advanced Comfort, lo que hace de este coche sin duda el mejor de su clase a la hora de afrontar viajes largos por su fenomenal comoidad.

En el salpicadero, una pantalla táctil de 8 pulgadas permite gestionar el vehículo y acceder tanto al sistema multimedia como al teléfono, a la climatización y a la navegación. Además, la función Mirror Screen, compatible con Android Auto, Apple Car Play y MirrorLink, permite aprovechar las aplicaciones del ‘smartphone’ con la máxima seguridad. El usuario también puede acceder a informaciones sobre el tráfico en tiempo real con el sistema de navegación conectada 3D Citroën Connect Nav.

La versión europea del C5 Aircross se oferta con dos opciones de gasolina: PureTech 130 S&S 6v y PureTech 180 S&S EAT8; y tres variantes diésel: BlueHDi 130 S&S 6v, Blue HDi 130 S&S EAT8 y Blue HDi 180 S&S EAT 8. En cuanto ayudas a la conducción, equipa hasta 20 tecnologías, entre las que destacan el sistema activo de control de ángulo muerto, el aviso de cambio involuntario de carril, la alerta de riesgo de colisión, park assist o la alerta de atención al conductor.

También incorpora tecnologías que refuerzan el confort a bordo como el acceso y arranque manos libres, freno de estacionamiento eléctrico, cámara marcha atrás o visión 360 grados, entre otras. Asimismo, será el primer vehículo de la firma francesa que tendrá una versión híbrida enchufable (PHEV), que saldrá al mercado en primavera de 2020, con 50 kilómetros de autonomía en modo eléctrico y una potencia combinada de 225CV. El precio actual del C5 Aircross arranca en unos fenomenales 18.650 euros en España.