Seat-Toledo

Los tres volúmenes vuelven a estar de moda, y en el sector de los compactos las carrocerías tipo berlina está pegando con fuerza gracias a la llegada de modelos para todos los gustos. Dos de los generalistas más solventes son el Seat Toledo con su enorme competitividad y el Opel Astra Sedan, de elegante porte.

Muchos compradores se están dando cuenta de que las berlinas derivadas de modelos compactos se convierten en modelos altamente satisfactorios, con espacio de sobra para transportar a 4 adultos con todo su equipaje, una capacidad de representación más elevada que su equivalente hatch back y con líneas más clásicas y elegantes que consiguen darles un toque más maduro.

La congestión de las urbes del S.XXI y la necesidad de hacer frente a la batalla de los consumos es otro motivo para que estas versiones gocen cada vez de más aceptación, ya que su menor tamaño y peso es una ventaja a la hora de afrontar las dos circunstancias, y es por ello que prácticamente todas las marcas sin excepción ya cuentan entre sus filas con un integrante de estas características.

Opel-Astra-sedan-2

El Mercedes CLA ha apostado por una silueta que mezcla berlina con coupé, el Audi A3 Sedan plantea una fórmula más clásica, y BMW debe mover pieza con la última generación del Serie 1, pero entre los generalistas hay dos modelos que destacan por su elevada solvencia. El Seat Toledo retoma una tradición que le ha reportado muchas alegrías en el pasado con un modelo clásico en el que el valor del espacio y la eficacia en todos los aspectos de la conducción son su máxima. El Opel Astra Sedan por su parte recurre a una apuesta estética más arriesgada que conforma un coche muy atractivo y enormemente confortable.

El Seat Toledo es un gemelo del Volkswagen Jetta y del Skoda Rapid, convergiendo en el modelo español muchas de las virtudes de ambos. El equipamiento y los ajustes no tienen nada que envidiar al primo alemán, aunque los materiales son más espartanos, mientras que el espacio y la factura final adquieren tintes del familiar de Europa del este, que de hecho es sobre el que parten los otros dos.

En sus apenas 4,5m de largo los ingenieros han conseguido habilitar unas plazas traseras de gran espacio y un maletero de 550 litros con un cómodo portón que facilitará las labores de carga de cualquier tipo de objetos, máxime teniendo en cuenta que puede llegar a los 1.500 litros de capacidad con los asientos abatidos. Tanto delante como detrás cuenta con cómodos apoyabrazos, valiendo el hueco que queda en las plazas posteriores para llevar objetos largos cómodamente.

Seat-Toledo_2013_5

Los 1.250 kilos de peso que arroja en la báscula la versión del Toledo equipada con el motor 1.6 TDI de 105CV permiten un comportamiento alegre y unos consumos muy contenidos a pesar de su transmisión manual de 5 marchas (la DSG opcional es altamente recomendable), demostrando en todo momento que esta mecánica siempre da la sensación de andar más de lo que anuncia, muy bien acompañada por un tacto general sólido y un gran rodar en cualquier circunstancia. La sonoridad podría estar un poco más cuidada, pero las cifras, con consumos siempre por debajo de 6 litros pase lo que pase, acaban por hacernos olvidar su “tono de voz”.

Un modelo para cada cliente

El Opel Astra Sedan, la cuarta carrocería que cierra la gama si descontamos el cabrio, ya que tendrá entidad propia y se llamará Cascada, tiene un aspecto de coche más premium que el Toledo. Su afilada mirada con las luces diurnas con tecnología LED y una estética más clásica y cuidada consiguen que la sensación sea la de estar ante un Insignia a escala, y eso sin duda es una ventaja. Por el contrario en lugar de portón tiene un maletero con tapa al uso que resulta mucho menos práctico.

A pesar de que el Opel mide 4,65m, es decir 15cm más, el habitáculo no consigue desmarcarse en las cotas de amplitud, y aunque las plazas son muy cómodas para 4 pasajeros, los 460 litros de maletero se quedan algo lejos del español. Son eso sí 90 litros más que la carrocería compacta normal del Astra. El volumen total abatiendo los asientos se queda en 1.010 litros debido a su condición de 3 volúmenes clásico.

opel-astra-techno-interior

La oferta mecánica del compacto de Opel está compuesta por cuatro motorizaciones: dos gasolina –1.6 de 115CV y 1.4 Turbo de 140CV– y dos Diesel que comparten el bloque 1.7 CDTI con 110 y 130CV respectivamente, ambos de serie con Start&Stop. Nuestra unidad de pruebas montaba sin embargo el gasolina más potente asociado al cambio automático opcional de seis velocidades, así que la aunque la comparación queda un poco descompensada, la suavidad general de este bloque le permite enfrentarse a las versiones TSI del León sin complejos, y todavía quedan por llegar los bloques SIDI ECOtec de nueva generación.

El comportamiento general del Opel es más blando que el Seat, un modelo más incisivo, pero en ningún momento nos hace sentir incómodos. Los asientos son sin embargo mucho más confortables y envolventes en el representante alemán, por algo han sido tan premiados, y la calidad percibida del interior es correcta a pesar del abigarramiento de botonería ya conocido. El Toledo tiene un salpicadero mucho más sobrio y sencillo que resulta más intuitivo, y su pantalla táctil de 6,5 pulgadas está mejor integrada y tiene unos grafismos más modernos.

Los 17.550 euros de los que parte la oferta comercial del Astra Sedan están bastante por encima de los 14.000 euros de arranque del Seat Toledo, y eso en este segmento hay que refrendarlo muy mucho a base de equipamiento y mecánicas, así que la balanza se inclina definitivamente del lado del modelo patrio, más práctico y efectivo para un uso diario a pesar de ser menos aparente y bonito.

seat_toledo_2013

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here