Parece que el mercado se ha dado cuenta por fin que no tiene sentido demonizar a los vehículos diésel, unos motores que hoy en día gozan de una tecnología puntera en Europa y que apenas emiten elementos nocivos a la atmósfera. Los datos de Anfac, Faconauto y Ganvam ponen de manifiesto esta tendencia y confirman que el pasado mes de septiembre las ventas de coches diésel representaron el 28,2% del total, lo que se traduce en el cuarto mes consecutivo de mejora de su cuota.

Los automóviles de gasolina coparon por su parte el 57,2% del mercado total el mes pasado y acumulan cuatro meses consecutivos de caídas en su penetración. El resto de mecánicas acapararon el 14,5% del total. En el acumulado del año los coches de gasolina son responsables del 61% de las matriculaciones en España, por delante de los modelos diésel, con un 27,5%, y del resto de sistemas de propulsión alternativos, con un 11,5%.

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos en España alcanzaron un volumen de 81.751 unidades el mes pasado, lo que representa un incremento del 18,3% si se compara con el mismo mes del año anterior, pero este dato tiene truco. No podemos olvidar que en septiembre de 2018 entró en vigor el nuevo ciclo de homologación de los vehículos WLTP, que motivó un adelanto de las compras en los meses anteriores. Septiembre de 2018 cerró con una caída del 17% de hecho.

 

Las marcas y los concesionarios realizaron descuentos y promociones comerciales el verano pasado con el fin de dar salida a vehículos no homologados con el nuevo ciclo WLTP, lo que motivó fuertes incrementos de matriculaciones antes de septiembre. Es por ello que, en los nueve primeros meses del ejercicio actual, las entregas de coches nuevos en España acumulan un retroceso del 7,4%, hasta 965.339 unidades en comparación con los 1,04 millones de unidades del mismo período de 2018.

Por canales de venta, los clientes particulares compraron 40.893 turismos y todoterrenos en septiembre, un 18,3% más, y 435.917 unidades desde enero, un 12,9% menos, mientras que en el canal de empresas se matricularon 35.223 unidades en el mes, un 30,6% más, y 319.269 unidades en lo que va de año, un 2,1% menos. Las firmas de ‘rent a car’ adquirieron 5.635 unidades el mes pasado, un 121,2% más, y 210.153 unidades en el acumulado, un 2,6% menos.

No podemos por tanto ni mucho menos hablar ahora de una recuperación real del mercado a pesar del dato de septiembre, sino que se trata de una subida circunstancial. No tiremos las campanas al vuelo. Hacen falta más y mejores incentivos como los del Ayuntamiento de Madrid con su plan Madrid 360 para seguir empujando el rejuvenecimiento del parque automovilístico español.