Con estas credenciales es imposible que esta derivada del Mustang, un mito de la automoción, no triunfe cuando llegue al mercado a finales de 2020. Lo hará además en varias versiones según la capacidad de la batería, la potencia disponible y la tracción 4×2 o 4×4. La más capaz llegará a ofrecer 600 km de autonomía bajo el ciclo WLTP, y en su versión más económica el precio en Estados Unidos será de 43.895 dólares sin contar posibles subvenciones. A Europa podría llegar en el entorno de 40.000 euros. 

El Ford Mustang Mach-E Select será el primer modelo en aparecer y el más asequible, y se ofrecerá tanto con tracción trasera como con una versión de tracción total (esta en primavera de 2021). En ambos casos contaremos con unas baterías de 75,7 kWh,255Cv de potencia y un par máximo de hasta 565 Nm según el modelo. Con ello conseguirá autonomías de entre 335 y 480Km y tendrá una velocidad máxima de 180 km/h.  El siguiente es el Mustang Match-E Premium, que tendrá una mayor autonomía y potencia (5 segundos de 0 a 100 km/h.) gracias a su batería de 98,8 kWh.

 

Como tope de gama estará el Mustang Mach-E GT, que ofrecerá 459 CV de potencia y una aceleración de 0 a 100 en poco más de tres segundos. El Mustang eléctrico podrá cargarse con una potencia máxima de 115 kWh en las versiones de acceso y a 150 kWh en las más potentes, con lo que en apenas 40 minutos se puede conseguir un 80% de la carga. En Ford prometen de hecho que será posible lograr hasta 93 km de autonomía en tan solo 10 minutos de carga en los puntos más rápidos.

En el interior el cuadro digital de 10,2 pulgadas se complementa con una espectacular pantalla táctil vertical de 15,5” que prácticamente elimina los botones físicos y que recuerda mucho a la usada por Tesla. Entre las opciones de confort no faltan el techo panorámico o un sistema de sonido de Bang & Olufssen. El Mustang Mach-E cuenta con soporte para Apple CarPlay y Android Auto de forma inalámbrica. Las puertas carecen de tiradores, y en su lugar hay unos botones en los marcos de las puertas, y Ford está trabajando en desarrollar hasta 30 sonidos distintos para el coche, todos originales y que serán exclusivos de esta gama.