Presentado en un evento exclusivo para clientes de la marca celebrado en la Ciudad Eterna, el Ferrari Roma es un coupé 2+2 con motor delantero y tracción trasera que goza de un diseño atemporal con el que quiere reinterpretar en clave contemporánea el estilo de vida de la ciudad de Roma en aquellos años, caracterizado por la “ligereza y el placer de vivir”, conocido como Dolce Vita.

El Ferrari Roma monta un motor central delantero turbo V8 de gasolina de cuatro litros y 620 CV a 7.500 rpm, que se combina con una caja de cambios de doble embrague y 8 velocidades (la misma que estrenó el Ferrari Stradale, el primer híbrido enchufable de la marca). Mide 4,65 metros de largo, 1,97 metros de ancho y 1,30 metros de alto con un peso de 1.472 kilogramos, y con este propulsor puede alcanzar una velocidad máxima de 320 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y de 0 a 200 km/h en 9,3 segundos.

Debido a que está en fase de homologación, Ferrari no ha facilitado los datos de consumo, ni de emisiones de CO2. Tampoco el precio del nuevo modelo de la marca del Cavallino Rampante, pero diversos rumores hablan de podría estar en torno a los 215.000 euros, lo que haría que fuera uno de los Ferrari más asequibles junto al Portofino, descapotable de cuatro plazas que se presentó el año pasado.