La proliferación de estaciones de servicio en las carreteras de nuestro país ha hecho que la competencia entre las marcas por atraer clientes sea cada vez más encarnizada, y ya no valen las típicas promociones de descuento o acudir a las engañosas tarjetas de fidelización, hay que aportar valor añadido con carburantes cada vez más eficientes y confeccionar ofertas con atractivo.

En Shell creen ciegamente en su alianza con el equipo Ferrari de fórmula uno y de su trabajo con la mítica casa italiana nace Shell V”Power, una gama de carburantes de altas prestaciones y hasta 99 octanos que mejoran las prestaciones y la vida útil de los motores por medio de la aplicación de las últimas tecnologías en materia de combustibles derivados del petróleo. Según ellos mismos, con esta gasolina podremos “mejorar nuestra experiencia de conducción”.

El sobrecoste de este tipo de carburante se compensa con una mayor autonomía que produce su mayor eficiencia energética, aunque siendo sinceros la realidad es que la relación de compresión del motor de nuestro coche deberá ser alta para que el uso de gasolina de alto octanaje sea realmente efectivo, pues está diseñada para funcionar con cifras elevadas. Ante cualquier duda lo mejor es ceñirse a lo que diga el fabricante en las especificaciones.

El caso es que para promocionar este y otros productos, Shell ha lanzado una colección de seis Ferraris en miniatura que tienen programación de movimientos y ha sido realizada por Mattel en exclusiva a escala 1:38. Los modelos son el FXX Evoluzione, 599 GTB Fiorano, 360 GTC, 612 Scaglietti, 430 Scuderia y el monoplaza número 54 construido por Ferrari para la Fórmula Uno, el F2008, que es el único que no tiene memoria de programación de movimientos debido a su estructura más pequeña.

A diferencia de muchos regalos de este tipo que parecen provenir del chino de la esquina, estas reproducciones constan de una memoria que les permite ser programadas con hasta quince comandos direccionales, de esa forma el pequeño Ferrari, tras ejercer fricción con el suelo hacia atrás, girará en los sentidos programados asombrando a niños y mayores.

Hasta el 31 de marzo por repostar un mínimo de 30 litros de sus productos diferenciados Shell V”Power (gasolina o diésel) te podrás llevar a casa un Ferrari de bolsillo por sólo 1,50 €. Para los que reposten cualquier otro producto de la gama normal de carburantes no está vetado el acceso a estos coches para fanáticos, pero tendrán que pagar 2,50 € por cada pieza de la colección. En la página oficial podéis encontrar otras promociones y un juego muy interesante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here