El nuevo vehículo de Ford que se fabricará en Almussafes despeja el futuro de la factoría valenciana y toda la industria auxiliar nacida gracias al impulso del gigante americano.

La consejera de Innovación, Industria, Comercio y Turismo de la Comunidad Valenciana, Nuria Montes, ha calificado de “muy buena noticia que Ford haya anunciado que la factoría de Almusafes fabricará 300.000 vehículos al año de un nuevo modelo coche a partir de 2027”. A su juicio, el anuncio supone abrir “una nueva era en Almussafes”.

Montes ha señalado que esta producción requerirá de un importante esfuerzo de adaptación, tanto de la factoría como de su plantilla, según ha indicado la Generalitat en un comunicado.

En este sentido, la Conselleria se ha puesto a disposición tanto de la dirección de la planta como de su Comité de Empresa para trabajar conjuntamente durante el período transitorio que se abre desde ahora hasta el lanzamiento del nuevo vehículo, previsto para mediados de 2027.

En concreto, Montes ha subrayado la importancia de trabajar en la formación y la capacitación de la plantilla que hará realidad la fabricación de este nuevo coche que, según el Comité de Empresa no será 100 % eléctrico pero garantizará más carga de trabajo.

El Ministerio de Industria y Turismo valora “muy positivamente” el anuncio conocido este viernes de que Ford va a fabricar 300.000 unidades al año de un nuevo modelo de coche en la planta de Almussafes (Comunidad Valenciana) a partir de 2027. “Se trata de un modelo que garantizará carga de trabajo para esta fábrica y la prepara para el futuro“, añade.

Con esta adjudicación del nuevo modelo Ford se reconoce la labor y la competitividad de la planta de Valencia a nivel mundial

La planta de Ford Almussafes (Valencia) fabricará 300.000 unidades al año de un nuevo vehículo que se lanzará a mediados del año 2027. Se trata de un modelo que no será eléctrico 100%, pero que, “en términos globales de carga de trabajo y empleo garantizará niveles superiores a lo que supondría a día de hoy una plataforma eléctrica”.

Así lo ha dado a conocer el sindicato UGT tras la reunión mantenida este viernes con la dirección de Ford Europa. Después del encuentro, la organización sindical ha calificado la información recibida como “una muy buena noticia”, aunque ha matizado que esto “no lo resuelve todo” y a partir de ahora hay que “abordar el tema del empleo”.

UGT ha explicado que el vehículo que fabricará la planta valenciana es “un coche global que alcanzará la cifra de 300.000 unidades al año”. Será “un vehículo totalmente nuevo, y se lanzará a mediados de 2027”, ha remarcado.

En palabras del vicepresidente europeo de Ford, Kieran Cahill, -citado por el sindicato-, este es el reconocimiento de la compañía a Valencia “por todos los compromisos cumplidos en los últimos años, y como respuesta al Acuerdo por la Electrificación, que, a pesar del giro que ha experimentado la situación del automóvil con respecto a la misma, continua siendo la herramienta que permite apostar por el futuro de la planta valenciana”.

El nuevo coche no será eléctrico 100%, “pero en términos globales de carga de trabajo y empleo garantizará niveles superiores a lo que supondría a día de hoy una plataforma eléctrica”, subrayan las mismas fuentes sindicales.

Próximos encuentros

En opinión de UGT, “esto no lo resuelve todo, y ahora habrá que abordar el tema del empleo”. Para ello, el sindicato será convocado por parte de la dirección local la próxima semana, avanzan.

“A pesar de las dificultades que todavía deberemos sortear, y teniendo en cuenta la situación de incertidumbre que hemos vivido en los últimos meses, y que llegó a ser verdaderamente preocupante, hoy podemos decir que portamos una muy buena noticia”, aseveran desde UGT.

La reunión de este viernes se produce en un momento en el que la fábrica valenciana tiene en vigor hasta el 20 de junio un nuevo Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que durante varios días afectará a más de 2.000 trabajadores. Al cese de producción de la furgoneta Transit -la fábrica valenciana solo produce ahora un modelo, el Kuga- se ha sumado un problema de abastecimiento en motores y menor demanda del mercado norteamericano, según el sindicato mayoritario.

El pasado 27 de marzo, el presidente global de Ford, Jim Farley, en una reunión en Dunton (Inglaterra) se comprometió a asignar a la fábrica valenciana la producción de un vehículo de pasajeros multinenergía, que supondría una carga de trabajo “suficiente” para la fábrica, según se trasladó a UGT.