Antes de la llegada de la nueva generación del Ford Focus, la tercera, que promete una subida de calidad considerable, la gama Focus está completando su equipamiento y aparecen algunas versiones inéditas en España como este X-Road, que modifica el aspecto y la base del familiar Sportbreak a base de protecciones laterales, y otros aditamentos al uso para conseguir esa estética a medio camino entre todoterreno y turismo que tanto gusta.

La suspensión está preparada para soportar más carga y para que los caminos más rotos no acaben con el pasaje, y además lleva neumáticos Mud+Snow (para barro y nieve) y puede elevar su altura libre al suelo hasta en 20 mm más a petición del cliente en el concesionario. El primer problema viene por el lado mecánico, y es que este Focus campero no puede llevar tracción a las cuatro ruedas ni en opción, algo que limita mucho sus capacidades off road y que seguro auyenta a los posibles clientes interesados, por que le resta mucho valor añadido.  

Por otro lado el único motor elegido para propulsarlo de momento es el turbodiésel 1.8 TDCi de 115 CV, un bloque resistente y de consumo reducido pero escaso de fuerza y potencia para superar según que obstáculos. Con todo, el Ford Focus X-Road comenzará a venderse en nuestro país por 19.500 euros, y ahí llega otro gran escollo, pues se da la circunstancia de que un Ford  Focus Sportbreak Trend 1.6 TDCi 109 CV, con un equipamiento similar al que tiene el Sportbreak X, es casi 2.000 € más económico, ya que se beneficia de no tener que pagar el impuesto de matriculación gracias a sus 119 g/Km de emisiones.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here