Hay muchas razones por las que llevar un Fornasari es algo especial que te hace sentirte único, entre ellas el que en todo el mundo sólo haya unos 40 coches de esta marca construidos, sus 750 CV de potencia máxima, el ruido que emana de sus escapes, una estética inigualable o un tacto de conducción opuesto a los coches de producción en serie por citar sólo algunas.

He podido hacer una pequeña toma de contacto del Fornasari RR99 para El Semanal Digital y ahora entiendo como debe sentirse una persona capaz de pagar cerca de 200.000 euros por un coche cuya tecnología o calidad de realización está muy lejos de los estándares actuales. La distinción no tiene precio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here