Lexus, Suzuki y Subaru son las marcas de automóviles con más fiabilidad en Europa. Así se desprende del último informe de la Organización de Consumidores y Usuarios.

Los clientes de marcas japonesas de coches rara vez son infieles a su logo, y la fiabilidad es una de las principales razones de su lealtad. Para el 39% de los encuestados, la fiabilidad de un vehículo es el aspecto que más condiciona su compra, incluso por encima del precio. La industria japonesa del automóvil vuelve a destacar en este aspecto, con cuatro marcas en las cuatro primeras posiciones de la lista, y siete entre las diez primeras.

La robustez y la fiabilidad es una de las grandes señas de identidad de las marcas japonesas más conocidas, como Lexus, Suzuki o Subaru, cuyos modelos se han ganado a pulso la fama de “indestructibles”, se sitúan en las primeras posiciones de las encuestas de fiabilidad más prestigiosas y siguen circulando muchos años después de haber salido del concesionario. Cada automóvil se desarrolla y fabrica pensando en su durabilidad.

Las marcas Lexus, Suzuki y Subaru son las más fiables en el mercado europeo, es decir, las que sufren m averías o son de un carácter más leve, excluyendo las derivadas de un accidente, según se desprende de la encuesta que ha llevado a cabo la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), junto con otras ocho asociaciones europeas y publicada este lunes.

La OCU explica que según la experiencia de 29.873 conductores europeos con sus coches, además de las tres marcas niponas, Cupra, la marca española del Grupo Volkswagen, asciende hasta la quinta posición, casi empatada con Toyota. Para valorar la fiabilidad, no solo se ha tenido en cuenta el número de averías, sino también su gravedad, la edad del coche y los kilómetros recorridos.

No obstante, la encuesta también arroja buenos resultados en general: el 85% de los 276 coches incluidos en la encuesta tienen un índice de fiabilidad alto. Si bien la británica Land Rover vuelve a destacar entre las que sufren más averías.

Por tipo de motor, los modelos con menos averías son los automóviles híbridos no enchufables: hay hasta 17 modelos que igualan o superan un 95 sobre 100 en fiabilidad.

Entre los motores de combustión, ganan los de gasolina, con gran diferencia sobre los que consumen diésel, que solo sitúan un modelo con una valoración superior a 95.

Por su parte, para los motores de gas (GLP o GNC), así como los eléctricos, todavía no hay conductores suficientes para poder dar resultados generales, más allá de modelos muy concretos.

La OCU también indica que los resultados por modelos concretos confirman la fiabilidad general de los automóviles híbridos no enchufables, en concreto del Fiat Panda, del Lexus UX, del Suzuki Ignis y del Toyota Corolla; aunque entre ellos se cuela un automóvil 100% eléctrico, como es el Tesla Model Y.

De su lado, a poca distancia también se encuentran algunos coches con motor de gasolina: el Audi A1, el VW T-Cross y el Mazda CX5.

Por último, la encuesta revela además lo que gasta el conductor en mantenimiento del coche cuando lo lleva al taller oficial. Las diferencias “son significativas”: frente a un coste de entre 200 y 230 euros al año de los automovilistas de las marcas Renault, Hyundai, Opel, Kia, Mazda y Toyota, quienes tienen un Audi o un Mercedes Benz pagan unos 400 euros al año.

La OCU destaca que, no obstante, existe la posibilidad de recurrir a un taller independiente, con un índice de satisfacción similar a los oficiales y bastante más baratos: 175 euros al año de media.

Asimismo, indica que las averías más comunes son las eléctricas (13%), seguidas por las que afectan al sistema de frenado (9%) y al motor de combustión (9%).