La importancia de llamarse Ernesto es una comedia de Oscar Wilde escrita en 1895 que trata sobre las costumbres y la seriedad de la sociedad del S. XIX, y creo que es una perfecta comparación de lo que ocurre en España a la hora de comprarse un coche. Los clientes no deciden por hechos objetivos de calidad, comportamiento o equipamiento, sino que cada uno se compra el coche con el que, de acuerdo a su presupuesto, mejor se siente identificado, siempre buscando un cierto posicionamiento de imagen frente a los demás. 

En ese escenario cuando más premium y conocida sea la marca más satisfecho se siente el cliente español, y he aquí el principal problema que se va a encontrar el nuevo SsangYong Korando, un coche que ha dado un salto espectacular en calidad y comportamiento frente a lo que ha venido comercializando la enseña coreana hasta ahora pero que adolece de esa imagen de marca necesaria para triunfar en Europa. Y eso que este es el coche más europeo que han fabricado nunca. En ese escenario tienes que jugar la baza del precio, y ahí SsanYong sigue siendo imbatible, ya que mantiene una tarifa de arranque de derribo,  17.750 euros con descuentos y financiación.

 

Este nuevo Korando utiliza la nueva plataforma modular de la marca, que ya se usaba en el SsangYong Tivoli y que también permitirá que en 2021 llegue al mercado su primer vehículo 100% eléctrico. La gama mecánica de lanzamiento está formada por dos motores, uno diésel 1.6 de 136CV y otro gasolina 1.5 turbo con 163CV, que se pueden asociar con cambios manuales y automáticos y con sistemas de tracción delantera y total. Es una pena porque para pensar en una versión microhíbrida habrá que esperar a 2022, sin duda un lapso demasiado grande para los tiempos que corren. Tomás Galbis, director general en nuestro mercado, espera que se venda el 80% de gasolina. 

El nuevo Korando crece 4cm a lo ancho y a lo largo y disminuye la misma proporción en altura, con lo que ahora es un coche que se ve mucho más proporcionado y musculoso, y la verdad es que su estética nos ha gustado mucho. Mejora la habitabilidad interior, aunque su maletero se queda escaso frente a lo que ofrece la competencia, por debajo de los 500 litros hasta la cortinilla y 550 hasta el techo. La parte dedicada a los pasajeros si es amplia en todas sus cotas.

 

Una vez en marcha el Korando muestra su mejor cara. Es ahora un coche bien asentado en toda circunstancia y con una gran insonorización, especialmente la versión gasolina, y el setup de las suspensiones y frenos son muy del gusto europeo gracias a su puesta a punto en las instalaciones de IDIADA en nuestro país. La dirección ha mejorado mucho su tacto y precisión, y el cambio automático firmado por AISIN contribuye mucho a que el coche vaya fluido en todo momento.

Con cuatro acabados, desde el primer nivel ya cuenta con un equipamiento generoso, sobre todo en materia de seguridad, ya que todos incluyen múltiples asistencias a la conducción, un conjunto que SsanYong denomina SASS. El sistema de infoentretenimiento de 8” se incorpora desde el segundo nivel y es compatible tanto con Android Auto como con Apple CarPlay. La instrumentación digital, firmada por LG, se incluye de serie en todos los acabados. Sin duda el nuevo Korando es eso que se dice de una compra muy inteligente.