Esta predicción se consigue combinando datos de registros con predicciones demográficas calculadas a partir de big data a través de smartphones. El sistema en pruebas ya ha comenzado su despliegue en el área metropolitana de Tokio. Este nuevo sistema se vale de la inteligencia artificial (no confundir con la conducción autónoma) para predecir el número de taxis ocupados, a partir de unos parámetros correspondientes a una cuadrícula de 500 metros, actualizados cada 30 minutos.

Las compañías recogen datos de registros de servicios de taxi y predicciones demográficas, así como otros factores que afectan a la demanda de taxis, como la meteorología, la disponibilidad del transporte público y la celebración de acontecimientos de gran aforo, y aplican modelos de aprendizaje a través de un sistema basado en AI para predecir la magnitud de la demanda. En una prueba realizada en Tokio, el sistema demostró una gran precisión: 94,1%.

El pasado mes de febrero arrancó una prueba piloto con el sistema en una selección de taxis de Nihon Kotsu Co.,Ltd., empresa filial de JapanTaxi, utilizando tabletas multimedia equipadas con el nuevo sistema. La tablet muestra en un mapa no solo la predicción del número de taxis ocupados, sino también el dato más reciente de taxis libres en la zona, lo que permite a los taxistas ubicar sus vehículos a partir del equilibrio entre oferta y demanda.

Así, más taxis pueden dar servicio a zonas con mayor demanda y una oferta insuficiente, para acortar el tiempo de espera de los clientes y, al mismo tiempo, aumentar la tasa de ocupación de los taxis con una distribución óptima de los vehículos. Por otra parte, los taxistas pueden consultar en la tableta multimedia diversa información de apoyo, como las rutas donde es más probable encontrar clientes, gracias a las aportaciones de sus compañeros.

Durante la prueba piloto de febrero, los taxistas que utilizaron el sistema registraron un incremento medio de la facturación mensual de un 20,4%, mientras que el aumento medio general fue del 9,4%. Decenas más de taxis probarán el sistema, con vistas a completar el despliegue para su uso generalizado hacia finales de este año.

Las compañías creen que el sistema puede ayudar a transformar el sector del taxi, ya que no solo resultará práctico sino que además puede emplearse como herramienta de formación para nuevos taxistas. Las compañías tienen previsto estudiar las correlaciones entre la demanda de taxis y el análisis de las imágenes de circulación recogidas por el grabador TransLog de transmisión de datos a Toyota, cuya instalación en los taxis se ampliará constantemente, para mejorar el sistema y seguir desarrollándolo para ayudar a crear una experiencia de movilidad sin fisuras.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here