En 2015, el renting invertía en compra de vehículos 3.144 millones de euros, y el pasado año superó los 6.600 millones.

La inversión total en compra de vehículos efectuada por el renting en los últimos ocho años ha sido de 41.688 millones de euros y el peso del renting en las matriculaciones desde 2015 se ha incrementado 12,15 puntos porcentuales, al pasar del 14,22%, en 2015, al 26,37%, en 2023

El parque de renting en este periodo también se ha duplicado, pasando de las 447.623 unidades, en 2015, a las 903.145, en 2023. El número de clientes ha aumentado un 360,51%, con 200.395 clientes más, casi se ha quintuplicado

Los vehículos de energías alternativas han aumentado su representación en las matriculaciones de renting 36,17 puntos porcentuales y ya superan a las matriculaciones de vehículos diésel.

La Asociación Española de Renting de Vehículos (AER) ha publicado la evolución del renting en España, desde 2015 a 2023. El renting comenzó a llegar a todos los segmentos de clientes de nuestro país en 2015, destacando el crecimiento experimentado desde esa fecha entre los clientes más pequeños, principalmente microempresas, autónomos y particulares, cuya presencia en renting hasta esa fecha era residual.

Según este informe, el incremento en las inversiones ha ido acompañado de un aumento del peso del renting en el mercado de automóviles del 85,44%, al pasar de suponer el 14,22%, al 26,37%. Es decir, que antes matriculaba uno de cada siete vehículos en España y ahora, más de uno de cada cuatro. Una proporción que, en el caso de derivados y furgonetas es de casi una de cada dos.

Desde 2015, el renting ha registrado 2.046.326 vehículos, lo que convierte en un factor de rejuvenecimiento del parque, ya que la antigüedad del parque español es de más 14 años y la media de edad de la flota de renting es de dos.

El peso de los vehículos de energías alternativas (electrificados, híbridos y gas) se ha incrementado 36,17 puntos porcentuales. En estos ocho años, se han matriculado 380.244 vehículos de energías alternativas, lo que supone una inversión en compra estimada superior a 7.970 millones de euros.

Esto permite que haya 90.000 vehículos electrificados en renting, que representan el 10% del parque total de vehículos de renting; además, el 31% de los mismos son eléctricos puros.

Para José-Martín Castro Acebes, presidente de la AER, «Desde 2015 las inversiones en compra de vehículos se han duplicado como consecuencia, no solo del incremento experimentado en el peso del renting en el mercado, que ha pasado de matricular uno de cada siete vehículos a registrar uno de cada cuatro, sino también porque se está apostando por vehículos de energías alternativas y de un mayor valor añadido. El renting ha introducido en nuestra economía más de dos millones de vehículos que han ayudado a modernizar y a rejuvenecer el parque español. Además, ha conseguido que el 10% de su parque sean vehículos electrificados. Por lo anterior, no cabe duda de que el renting es la solución más dinámica y capilar en movilidad sostenible en nuestro país”.

En cuanto al parque de vehículos, en estos años se ha incrementado en 455.522 unidades, un 101,76%. En este crecimiento, las personas físicas (autónomos y particulares) y las empresas pequeñas (de 1 a 4 vehículos) aportan el 58,45%, al sumar 266.277 unidades. De este modo, las personas físicas incrementan su parque un 1.173,87% y aportan 123.691 unidades, con un peso en el total del parque que pasa del 2,35%, al 14,86%.

De su lado, las empresas pequeñas experimentan un crecimiento de su parque del 208,21%, y suman 142.586 automóviles. El peso de las pequeñas empresas ha pasado del 15,30%, en 2015, al 23,37%, en 2023.

Las empresas medianas (entre 5 y 24 vehículos) aumentan su parque en renting un 110,98% y su peso pasa del 17,09%, en 2015, al 17,87%, en 2023.

Las empresas grandes (con más de 24 vehículos) crecen un 35,73% y  su peso cae del 65,26%, en 2015, al 43,90%, en 2023.

Los clientes de renting han aumentado un 360,51%, desde 2015. Se ha pasado de  los 55.586, en 2015, a 255.981, en 2023. De los 200.395 nuevos clientes, el 59,30% son autónomos y particulares y el 36,21% son empresas pequeñas.

Como consecuencia del mayor peso de los clientes más pequeños, la media de vehículos por cliente ha bajado de los 8,05, de 2015, a los 3,53, de 2023.