La Confederación Española de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines (Cetraa) y la Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción (Conepa) han presentado al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo un proyecto para aspirar a acceder a los fondos europeos de recuperación con el objetivo de buscar ayudas para invertir unos 60 millones de euros en la modernización del sector.

El plan inicial, que lleva por título ‘Aportación de los talleres de automoción a la movilidad sostenible’, pretende conseguir ayudas a fondo perdido para financiar parcialmente la realización de las inversiones necesarias para la adaptación de los talleres a los cambios tecnológicos y sociales del sector del automóvil y de sus clientes.

El proyecto implicaría unas inversiones totales de 60 millones de euros y podría beneficiar a unos 4.000 talleres de toda España. “Está planteado desde el conocimiento real de carencias, necesidades y fortalezas de las empresas en el momento actual, con una firme convicción en la gradual evolución tecnológica y social del automóvil”, han asegurado desde Cetraa y Conepa.

Así, la iniciativa contempla diferentes campos de actuación, desde la digitalización de las pymes, hasta la modernización de infraestructuras físicas y electrónicas para adaptarlas a los servicios de nuevos vehículos, pasando por la formación y el reciclaje de profesionales.

Ambas asociaciones consideran que la presentación de su proyecto tiene también un segundo y “fundamental” objetivo: “Llamar la atención del Gobierno y de la propia Unión Europea sobre el papel de las micropymes y pymes de los diversos sectores en la transformación de la economía española y ofrecer fórmulas para contribuir realmente a su adecuación a un mundo cambiante”.

Por ello, han lamentado que el planteamiento inicial de los llamados proyectos tractores, no resulta “especialmente idóneo” para las iniciativas sectoriales globales de este tipo, algo que las dos entidades esperan que se revise en los próximos meses.