Continuando con la fiebre eléctrica que ha invadido el Salón de Ginebra os traigo otro de los modelos que más me impresionó, el Lotus Evora 414E, que debe su apellido al número de caballos que componen su potencia, los cuales van acompañados de unos increíbles 800 Nm de par máximo.

Toda la energía que mueve el último concept inglés es 100% eléctrica, de ahí la E, y proviene de unas baterías de polímero de litio de 17kWh con rendimiento optimizado, mientras que un par de motores eléctricos situados en cada una de las ruedas traseras son los encargados de generar la fuerza que lo mueve.

Las baterías van colocadas en posición central y lo más bajas posibles para ofrecer el mejor comportamiento por el equilibrio de masas y bajo centro de gravedad, y la fuerza que emanan se integra a través de una transmisión común de velocidad única, aunque simula de forma electrónica distintas velocidades de funcionamiento, lo que permite un mejor control de tracción electrónico.

Bajo las pautas del “Lotus Range Extender”, para evitar que las baterías se agoten van acompañadas de un motor de combustión, un pequeño bloque de gasolina tricilíndrico de 1.2 litros y 47 CV diseñado específicamente para trabajar como recargador de energía, que siempre funciona a régimen de par para conseguir la máxima eficiencia.

Las baterías también se recargan mediante la frenada regenerativa o mediante un enchufe situado en la zaga del Evora, y junto con el pequeño depósito de combustible el Evora 414E tiene una autonomía combinada de unos 483 kilómetros, siendo la eléctrica pura de 56 km. El 0 a 100Km/h lo realiza en escasos 4 segundos, casi un segundo menos que lo que consigue el Evora con el motor V6 de 280 CV.

 Por seguridad y para incrementar las sensaciones de conducción el Lotus Evora 414E se equipa con el “HALOsonic Internal and External Electronic Sound Synthesis”, un sistema que imita el ruido de un motor de combustión. Su realismos es tal que se puede escuchar el ruido del cambio de marchas,  y se puede elegir la sintonía del motor entre un deportivo V6, un potente V8 o un poderoso V12.  Grandioso, el Tesla tiene mucho por lo que preocuparse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here