El consejero de Industria de la Junta de Castilla y León entregó anoche el premio del Coche del Año ABC a Hyundai y recalcó la importancia económica de la industria de la automoción española

La automoción «es una fuerza vital que impulsa nuestra economía». Esta realidad hay que repetirla hasta la saciedad y ayer en la entrega del galardón al mejor coche del año en España al Hyundai Kona, en la sede de Vocento del periódico ABC, el mensaje llegó de la mano del Consejero de Industria, Comercio y Empleo de la Junta de Castilla y León, Mariano Veganzones, que habla con conocimiento de causa por la importancia del sector en su comunidad, donde gracias al Grupo Renault el peso es todavía mayor y llega al 25% del PIB.

Como europeos, el consejero de industria destacó que compartimos la visión común de «liderar el mundo hacia una movilidad más sostenible y eficiente, realizando esfuerzos que nos llevan a tecnologías limpias, como los vehículos eléctricos y los sistemas de conducción asistida. Y la automoción juega un papel crucial en este cambio. Estamos invirtiendo en infraestructuras de carga para vehículos eléctricos y fomentando políticas que promueven la adopción de vehículos más limpios».

Además apostó por el sector de la automoción como «un pilar de nuestra economía y un ejemplo de nuestra capacidad para adaptarnos y prosperar. Sigamos invirtiendo en esta industria, apoyando la innovación y fomentando la colaboración, porque juntos, podemos asegurar que la automoción siga siendo una fuente de orgullo para España y para Europa».

Julián Quirós también lo recalcó en su discurso de bienvenida. En nuestro país tenemos 17 fábricas dedicadas a la fabricación de vehículos o componentes. Con una producción anual de casi dos millones y medio de vehículos, España es el segundo mayor fabricante de automóviles de Europa y el octavo del mundo. Esta industria no solo representa cerca del 10% de nuestro PIB, sino que también es responsable de generar empleo para casi dos millones de personas, ofreciendo oportunidades de trabajo estables y de calidad. 

También animó a los responsables del sector de la automoción a creer en sus propias fuerzas, a «hacer valer las posiciones de una industria muy potente, de una industria que tiene muchos años, que tiene mucha experiencia. Y lo que les pedimos además es que en momentos de debate sobre el futuro de la tecnología, que se hagan oír por el público. Tienen una voz suficientemente relevante, tienen credibilidad y la gente va a escuchar lo que quiere decir el sector, lo que quieren decir las marcas sobre las potencialidades de la industria y sobre cómo debe ser la transición.

Sobre el futuro del coche eléctrico el director de ABC hizo un llamamiento a los fabricantes a «escuchar al mercado y no solo a las administraciones, porque si no te acompaña el mercado, si no te acompañan los clientes, puedes tomar decisiones que no son del todo acertadas». Y puso de ejemplo al Hyundai Kona, ganador entre doce finalistas: «Es un hito que consiga de nuevo el premio cinco años después de haberlo logrado por primera vez, gracias a sus líneas futuristas, precio contenido y la variedad de motores». 

Leopoldo Satrústegui, presidente de Hyundai España lo tiene claro, de momento los clientes españoles reclaman vehículos híbridos y para ello su marca es la mejor preparada del mercado, pues es la única que vende 5 tecnologías de electrificación. Orgulloso a más no poder con el reconocimiento otorgado al Kona, que además es la segunda vez que lo consigue, nos recuerda que es un modelo con cuatro motorizaciones: eléctrico, híbrido, hibridación ligera y combustión. Polo considera que el 60% de las ventas serán híbridos convencionales, en torno a un 20% serán «mild hybrid,» un 10% combustión y el otro 10%, eléctricos.