La marca ha renovado su modelo MX-5, incorporando nuevos colores y un alto contenido de equipamiento, tras haber comercializado más de 1,1 millones de unidades en todo el mundo.

El Mazda MX-5 se lanzó al mercado hace más de tres décadas, y ahora sufre una moderna actualización. El nuevo MX-5 ofrece nuevos colores de carrocería, techo de lona e interiores, como el nuevo tono de carrocería Zircon Sand, que sustituye al anterior Polymetal Grey. Además, el techo presenta ahora un tono marrón en la versión Kazari.

Los clientes pueden escoger ahora entre la categoría de acceso Prime-Line, una gama media Exclusive-Line y el tope de gama Homura. Las opciones Exclusive-Line y Homura pueden combinarse con el paquete opcional Driver Assistance, que complementa la gama de tecnologías i-Activsense de asistencia al conductor.

Las versiones Homura que utilizan el propulsor de gasolina de 2.0 litros Skyactiv-G de 184 CV cuentan con sistema de frenos Brembo, amortiguadores Bilstein y barra de suspensión y llantas de aleación de fundición BBS. Por su parte, los MX-5 Homura con la mecánica de 1.5 litros Skyactiv-G de 132 caballos monta llantas de aleación RAYS.

Por otro lado, la firma nipona ha introducido nuevas versiones especiales en la gama del modelo, denominadas Kazari y Kizuna. La Kazari tiene una tapicería de piel de color terracota y techo de lona marrón o techo rígido en negro, mientras que la Kizuna combina una tapicería de piel blanca con un techo de lona azul o un techo rígido en negro. Ambos modelos están equipados de serie con el paquete Driver Assistance.

Entre las novedades introducidas por Mazda en la gama del MX-5 se encuentran que el motor Skyactiv-G de 1.5 litros y 132 CV está disponible para toda la oferta de modelos, mientras que los de la edición especial RF con motor 2.0 Skyactiv-G pueden combinarse con una transmisión automática.