Si hace un año Mercedes-Benz resucitaba Maybach para volver a retomar su posición de liderazgo en el segmento del lujo de la categoría Premium, la llegada de su primer modelo SUV va a suponer un antes y un después en esta marca que ahora se integra dentro de la marca de la estrella como una rama específica en lugar de por separado, lo mismo que AMG es su vertiente de deportivos.

Está claro que el “éxito” del Bentley Bentayga y la reciente llegada del Rolls-Royce Cullinam han hecho ponerse las pilas a la marca estrella de Daimler, pues este nicho de mercado va a ser muy relevante para demostrar el poderío que se tiene a la hora de realizar coches que son la máxima expresión del lujo. El Maybach GLS llega en una única versión 600 4Matic y está basado en el Mercedes GLS, el SUV más grande que tienen, pero ha sido modificado para convertirse en una auténtica limusina con capacidades offroad.

 

La mecánica 4.0 V8 biturbo del Maybach GLS lleva modificaciones hacerla pura seda. Va asociada al sistema híbrido de 48 voltios de Mercedes (EQ Boost) y ofrece 558CV de potencia, suficiente para mover con agilidad este gigante de 2.7 toneladas y llevarlo de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos y gozar de cierta eficiencia, pues anunciar un consumo medio en el entorno de los 12 litros es todo un logro.

La clave para garantizar un comportamiento exquisito es sin embargo la suspensión activa E-Active Body Control de Mercedes. El Maybach GLS cuenta con un sistema de muelles y amortiguadores neumáticos, con control activo y funciones predictivas de modo que se anticipa a la llegada de los baches mediante un escaneo de la carretera. Reduce notablemente las oscilaciones en curva y cuenta con un programa específico para incrementar el confort de los pasajeros de la segunda fila.

Las llantas pueden llegar a ser de 23 pulgadas, y las estriberas del coche son eléctricas y se abren y pliegan de manera automática para subir y bajar de semejante altura libre al suelo. El interior disfruta del máximo confort y lujo, con los estándares de exclusividad y calidad de Maybach. La configuración es de 2+2 plazas, siendo las de la parte trasera las preferidas para viajar. Los asientos están tapizados en cuero napa y son reclinables tipo Business Class, están climatizados y cuenta con función masaje. El Maybach tiene fragancias exclusivas para hacer del viaje una experiencia única. Se pondrá a la venta en la segunda mitad de 2020.

 

Con esta demostración de lujo y a tenor de la gama con la que Mercedes-Benz termina el año, y que hemos tenido oportunidad de probar al completo, no es de extrañar que se haya vuelto a poner a la cabeza del mercado Premium en 2019, una posición en la que tiene visos de acabar el año y que supondría arrebatar esa posición a Audi en nuestro mercado después de 25 años consecutivos de liderazgo. La batalla está en su máximo apogeo.