Hace ya seis años que Mercedes creó un nuevo segmento de mercado con el CLS, un coupé de cuatro puertas que sorprendió al mundo por su perfecta mezcla de elegancia y deportividad. Tras el verano de 2008 presentaron el Concept Car “Fascination”, una reinvención de este coupé con dos puertas y un amplio portón trasero. Ahora es el turno del Shooting Break, una especie de familiar con alma de deportivo y una estética arrolladora.

Con influencias estéticas del abrumador SLS, le nueva calandra y el conjunto de luces, que se zambullen de lleno en el mundo de la tecnología LED dotando al Shooting Break en su diseño exterior de hasta 71 luces de esta innovadora técnica, ofrecen un diseño que enamora a simple vista. En el interior abundan detalles en madera natural y cuero con una sensación de amplitud inmensa, donde la consola central que se extiende hasta las dos plazas posteriores es el eje de unión.

Este concept car estrena la nueva generación de motores en V de Mercedes imbuidos por el espíritu “BlueEFFICIENCY”, y el seis cilindros en V a 60° con inyección directa de gasolina del Shooting Break tiene una cilindrada de 3.5 litros y ofrece una potencia de 306 CV, con un par motor de 370 Nm con consumos y emisiones muy ajustados que todavía no se conocen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here