El presidente de Michelin, Florent Meneaux, ha señalado que, frente a la degradación de los mercados, más fuerte de lo esperado, en particular en camión, el grupo sigue trabajando en la mejora de la competitividad de sus actividades, el pilotaje riguroso de los precios y el refuerzo de sus posiciones en los segmentos con mayor crecimiento.

Por divisiones, la de Automoción facturó 8.634 millones de euros entre julio y septiembre, lo que supone un incremento del 3,7% respecto al mismo periodo de 2018, mientras que la de Camión y distribución asociada y la de Actividades Especiales facturaron 4.833 millones (un 2,4% más) y 4.430 millones (un 39,7% más), respectivamente debido a la integración del grupo de Camso y Fenner.

La compañía confirmó sus previsiones para finales de 2019 y espera registrar un flujo de caja de más de 1.450 millones de euros al cierre del curso, sin incluir los 150 millones que aportará la integración de Camso y Fenner. También prevé un impacto negativo de 100 millones de euros por el coste de las materias primas y de los derechos de aduanas.

En 2019, los mercados Turismo-Camioneta se reducirán en un 1% por la bajada generalizada, mientras que el ligero crecimiento de los mercados de Reemplazo (+1%) no van a compensar el fuerte retroceso de los mercados de Primera Monta (-6%). Los mercados de Camión retrocederán aún más en el cuarto trimestre para terminar el año con una reducción del 4%. Se espera estabilidad en los mercados de Especialidades. El mantenimiento de la demanda de los neumáticos para Minas y para Aviones permitirá compensar el fuerte retroceso de los mercados Agrícola y Construcción.