jaguar-xkr-s-03

La transmisión automática (ZF) de seis velocidades ha sido reforzada con un convertidor más capaz y discos de embrague adicionales. El cambio se maneja desde las levas situadas tras el volante (lo más gratificante y recomendable) o, en modo automático, mediante un cómodo y tecnológico mando circular situado entre los asientos delanteros, el mismo que lleva el XF. Este selector está asociado a un nuevo diferencial electrónico para mejorar la motricidad de los más de 500 purasangres que intentan destrozar los neumáticos traseros. Esta caja tiene dos modos automáticos: «Drive» para un uso relajado y «Sport» para llevar al motor en un régimen más alto cuando estemos juguetones, ya que la transmisión se mantiene en la marcha en la que va mientras sea posible, sin jugarnos la mala pasada de cambiar en plena trazada de curva por ejemplo. El tiempo mínimo para el cambio, desde que el conductor da la orden hasta que está engranada, es de 0,6 segundos, lo que no está mal hasta que nos acordamos que la transmisión de un Lexus IS F puede hacer los cambios en 0,1 segundos…Está claro que este Jaguar no es ni pretende ser un deportivo extremo.

Estéticamente este coche ya era precioso y no presenta ni necesitaba grandes cambios. Se diferencia del anterior modelo por el capó, los tubos de escape, el paragolpes delantero y el faldón trasero rediseñados, las nuevas tomas de aire laterales pintadas en el color de la carrocería y los retrovisores exteriores con intermitentes laterales y luz de cortesía de diodos luminosos, presentes también en algunas de las funciones de los pilotos traseros. Además, el XKR 2009 se distingue por las nuevas llantas de 19 ó 20 pulgadas, los 15 colores de carrocería (dos de ellos, «Salsa» y «Kyanite Blue», exclusivos) y las inserciones cromadas en las rejillas superior e inferior de la parte frontal. No le hacía falta más la verdad.

Jaguar-XKR-S 

Pasemos a los salones por favor, que el Jaguar XKR 2009 presenta novedades en su lujoso interior. Entre ellas sobresalen los asientos «R Performance» ajustables eléctricamente y de fantástica sujeción y ajuste. Estos asientos tienen memorias, son calefactables y ventilados (de verdad), tienen infinidad de ajustes y no te dan un masaje porque pensarías que estás en un Spa en vez de en un misil tierra-tierra. Bravo por ellos. El reposabrazos y el techo están acabados en terciopelo de una calidad remarcable, mientras que el revestimiento de las puertas ahora está cosido con un doble pespunte y una nueva capa intermedia más suave. La tapicería es de piel «Softgrain» de tacto sedoso y las opciones de personalización del interior contemplan una nueva combinación de asientos en color marfil y acabado de techo y alfombrillas en gris oscuro que resulta muy vistoso.

El XKR Convertible tiene un techo de lona fabricado en tres capas de tejido, donde la intermedia está realizada en Thinsulate de 3M, un tipo de tejido que se utiliza en algunas prendas de abrigo extremo y circulando con la capota cerrada la insonorización es bárbara y totalmente estanca. El accionamiento de la capota es completamente eléctrico, el proceso de plegado y desplegado se completa en 18 segundos y por suerte se puede efectuar en marcha a velocidades de hasta 16 km/h, lo que os aseguro que es vital si te pilla de improvisto una tormenta de verano como me ocurrió a mí.

XKR

Pero no todo pueden ser halagos por mucha pasta que haya que desembolsar. Hay ciertas cosas mejorables en un conjunto que entusiasma. En cuanto a comportamiento los más puristas y entregados echaran en falta que el ESP se pudiera desconectar del todo, ya que incluso en la posición Race se queda latente y no deja que el conductor sea el “domador” absoluto de la situación. La suspensión inteligente trabaja a las mil maravillas pero probablemente este mismo conductor encuentre que a veces le falta firmeza o algo de agilidad para contener la rabia de tanta potencia. Del mismo modo hoy en día no se puede combatir en esta categoría sin ofrecer unos frenos cerámicos como opción, pues su considerable tonelaje puede poner en apuros al buen equipo de serie. Aspectos más mundanos que me hicieron mi estancia menos agradable fueron el manejo de las pequeñas ventanillas traseras, que van unidas al de la capota y no tienen pulsadores propios o la calidad de la pantalla

Para que no os llamen incívicos si un día tenéis la suerte de poseer un aparato así, podéis comentar que el XKR cuenta con el sistema de protección de peatones en caso de impacto, que actúa elevando el capó 170 mm en sólo 30 milisegundos para crear un espacio entre esta zona del vehículo y los puntos rígidos que se sitúan debajo de él, o que los paragolpes con absorción de energía contribuyen a reducir la gravedad de las lesiones en las piernas de la víctima en caso de atropello, pero creo que esto es sólo para la galería… El sistema de asistencia en frenadas de emergencia («EBA») si es más útil para el conductor, y se puede combinar con el programador de velocidad activo («ACC») opcional, un elemento muy útil a la hora de viajar por autopista de camino a algún exótico destino. Para esa tesitura también vendrá muy bien su condición de 2+2, aunque las plazas traseras lo único que hacen es servir de maletero para que la querida no se queje por que no le cabe su último modelito. Envidiemos que es humano….

XKR_Llanta

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here