En el Salón de Ginebra te puedes topar con una creación única construida sobre el ya exclusivísimo Pagani Zonda Cinque que se trata de un encargo personal de Mario Guarnieri, empresario automovilístico que ostenta la propiedad de la representación de Pagani en España y que ha pagado 1,3 millones de euros por su inimitable juguete.

El Pagani Zonda Tricolore lleva una carrocería fabricada 100% en fibra de carbono y titanio buscando la máxima ligereza, y este “vestido” ha sido tratado posteriormente para conseguir ese tono tan azul y tan llamativo que le caracteriza, un un homenaje a los Frecce Tricolori, la patrulla acrobática del Ejército italiano a la que hace honor este coche. En el interior este color también lo inunda todo.

Al estar basado en el Pagani Zonda Cinque, lleva un motor 7.3 V12 atmosférico de origen AMG que desarrolla 680 CV de potencia, un guarismo que aunque ya no asusta permite, gracias al cambio secuencial, acelerar de 0 a 100 km/h apenas 3 segundos y alcanzar con facilidad los 350 km/h, y todo porque su peso supera por poco los 1.200 Kg en la báscula. Imposible verlo en cualquier otro lugar que no sea un salón como el de GInebra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here