Hyundai-i20-3

Al coche del año en España 2013 le crecen los rivales desde todos los frentes, y aunque la aparente simpleza del Hyundai i20 parezca poca amenaza, la satisfacción de uso de la versión diesel tricilíndrica y su ajustado precio no se achanta ante el Peugeot 208. La mayor relevancia comercial que cada vez está adquiriendo el segmento B de la automoción derivada de la crisis, hace que los fabricantes cuiden cada vez más sus modelos urbanos, que lejos de ser pequeños coches funcionales enfocados a soportar los atascos de las grandes ciudades los ha convertido en completos modelos que en muchos casos ya tutean a los intocables compactos por funcionalidad y demanda.

En este segmento Peugeot ha demostrado históricamente un gran expertise, no en vano el 205 es un modelo que ha calado en la mentalidad de muchas generaciones y todos sus sucesores hasta el actual 208 (Coche del año en España 2013) han sido una referencia. Con un diseño deportivo y juvenil y un comportamiento siempre  afilado, la versión e-HDi de esta comparativa es además un coche económico y solvente que con el acabado allure sorprende por su calidad y soluciones tecnológicas.

El modelo francés dispone de un amplio habitáculo que permitirá que 4 adultos se acoplen sin problemas o que el 208 ejerza de segundo coche familiar con solvencia, ya que su maletero de 285 litros acoge sin estrecheces cualquier pertrecho infantil gracias a sus aprovechables formas. El salpicadero resulta además muy llamativo y produce la sensación de estar en un coche de mayor empaque, con su “instrumentación invisible” sobresaliendo en altura para que el conductor tenga la menor distracción posible de la carretera.

peugeot-208

El motor diesel 1.6 e-HDi de 92CV es probablemente el mejor compañero de batallas para el Peugeot 208, pues se muestra elástico y frugal, con 4,5 litros de consumo medio y 98 g/Km de emisiones de CO2. Acoplado al sistema microhíbrido de parada y arranque, que además es uno de los mejores del mercado gracias a su suavidad y anticipación, la ciudad es la salsa donde mejor se mueve este modelo, con mucho confort y una destacada austeridad en cualquier condición, además de con una sonoridad muy contenida. En carretera su gran chasis se muestra además muy noble, y a pesar de que la unidad montaba neumáticos de gran perfil y suspensiones blandas, se puede atisbar el carácter deportivo que lleva en los genes.

El valor de la sencillez

Ante este despliegue el Hyundai i20 CRDi con su pequeño motor tricilíndrico de 75CV puede parecer inframotorizado así como falto de diseño y de soluciones tecnológicas para enfrentarse a todo un peso pesado como el 208, pero la eficacia de su utilización diaria y su diferencia económica, son más de 3.000 euros de diferencia los que le separan  de los 17.700€ que hay que desembolsar por el modelo francés, pueden llegar a igualar la partida.

El sucesor del Getz es un coche sin duda con muchas más aspiraciones, y tras el último restyling estético y de equipamiento al que se ha sometido es como si Hyundai hubiera subido dos peldaños de golpe, máxime con el acabado de la serie especial SLE, que destaca por incluir una dotación muy completa a un precio razonable. El lavado de cara trajo consigo las luces diurnas por LEDS, nuevas ópticas delanteras o paragolpes más envolventes, pero con ello y con todo el i20 es un coche clasicón, de líneas muy sencillas que no puede competir en el plano estético con el voluptuoso 208. Esa sobriedad continúa con un interior que nos traslada una década atrás si lo comparamos con el futurista galo, aunque la ergonomía y la habitabilidad están a la altura e incluso mejora algunas cotas como la capacidad del maletero, que con 295 litros resulta más grande.

Hyundai-i20-intPeugeot-208-ehdi-int

La mejor sorpresa del Hyundai i20 ha llegado de parte de su mecánica. El pequeño tricilindrico de 1.1 litros se ha mostrado muy solvente y contundente a la hora de mover el urbano coreano, acoplado a una transmisión de 6 velocidades con unos desarrollos muy bien elegidos sus 180Nm de par hacen que en ningún momento se eche en falta más motor, y los 3,8 litros de consumo y 99 g/Km de emisiones son cifras para meterse en la liga de los más frugales del segmento.

Este bloque permite al Hyundai i20 lanzarse a la carretera sin complejos, y como a puesta a punto del chasis ha mejorado notablemente el comportamiento en toda circunstancia, el conductor no se sentirá vendido en ninguna circunstancia. Obviamente no se puede esperar el aplomo del Peugeot, referencia tradicional del segmento, pero el asiático cumple siempre el expediente con mejor nota de lo esperado, cumpliendo esa máxima de que menos es más.

El precio recomendado del i20 SLE 1.1 CRDI 75 CV 6 velocidades es de 14.190 € con el descuento vigente aplicado. Con el plan PIVE y demás el precio puede bajar hasta los 10.890€, que ya es un precio de derribo dado el equipamiento incluido, en el que no faltan elementos como el bluetooth o las llantas de 15 pulgadas.

Hyundai-i20-0

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here