No se puede negar que Volkswagen fue la creadora del concepto GTI con el inimitable Golf, pero estas siglas le deben mucho a Peugeot, desde que en 1984 comenzase a utilizar el emblema GTI en su gama de utilitarios de raza. Quien no recuerda el mítico 205 GTI y su 1.9 de 130 CV o el gran 206 GTIcon su 2.0 de 138 CV que no consiguió sustituirle con la gloria debida. Eso lo hicieron los 206 RC, pero jugaban en otra liga por su radicalidad, con bacquéts deportivos y un explosivo 2.0 atmosférico con 180 CV de potencia.

Un escalón por encima en tamaño el 306 GTI se valía de un potente 2.0 de nada menos que 170 CV para aportsar sensaciones a la altura, pero el 307 y el 308 no han tenido una versión realmente deportiva que emocionará, y eso es una pena para los amantes del motor, además de una mala estrategia comercial ahora que abundan los “supercompactos”. Es por ello que Peugueot tiene previsto en el salón de París de octubre presentar la versión GTI del 308.

Deben estar acertados en su planteamieno, pues estamos ante un coche pesado – la versión 1.6 THP de 150 CV pesa 1.391 kg – y con unos supuestos 200 CV extraídos de una potenciación del motor turbo desarrollado por PSA y BMW no tendría las prestaciones ni siquiera por encima del Peugeot 207 GT. Y cocos como el Volkswagen Golf GTI, el Renault Megane R o el Seat León Cupra se lo comerían con patatas. Confiemos en su historia y su saber acumulado, yo cuando veo un 205 GTI todavía me emocionó recordando su ligereza y su capacidad para estirar por encima de las 6.000 Rpm.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here