La versión Targa de la nueva generación del Porsche 911(992) llegará al mercado español en agosto, y con ella el fabricante alemán de deportivos ya tendrá al completo todas las carrocerías de este icónico modelo que reina entre los de su especie gracias a esta variedad de versiones Coupé, Cabrio y Targa, lo que permite configurar un coche que, primero diferencia a su propietario y segundo, se adapta como un guante a su estilo y conducción.

Igual que en el Targa original de 1965, esta última versión destaca por su inconfundible barra antivuelco plateada en el pilar B y por un techo de cristal que en su parte delantera puede abrirse completamente (tarda apenas 19 segundos) y en su parte trasera (de cristal envolvente) se mantiene fija. Llega disponible en dos versiones: Porsche 911 Targa 4 y 911 Targa 4S, y el precio va de 147.608 a 165.255 euros.

Exteriormente, los Porsche 911 Targa destacan por un capó que exhibe un rebaje que recuerda al de las primeras series del 911 y por una parte trasera dominada por un alerón más ancho y de extensión variable, así como por una tira de luces que conectan los pilotos. Con la excepción de las secciones frontal y la trasera, todos los paneles de la carrocería están hechos de aluminio. El interior es idéntico al de los modelos 911 Carrera y se ha inspirado en los 911 de los años setenta. Predominan las líneas rectas y limpias del salpicadero, con el cuadro de instrumentos integrado.

Porsche 911 targa superior

Como ha sucedido con los 911 Coupé y Cabriolet, los 911 Targa también incrementan la potencia de sus motores bóxer biturbo de seis cilindros y tres litros. En el caso del 911 Targa 4 llega a los 385CV, 15CV más que el modelo al que precede, y en el 911 Targa 4S a 450CV, 30CV más. Con el pack opcional Sport Chrono, el primero acelera de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos (una décima más rápida que antes) y alcanza los 289 km/h de velocidad máxima (2 km/h más); y el segundo para el crono en 3,6 segundos (4 décimas menos) y llega hasta los 304 km/h (3 km/h más).

En ambas versiones del 911 Targa de tracción integral la transmisión de serie es la PDK automática de doble embrague y ocho relaciones. En el 4S se puede pedir la manual de siete velocidades, que va a acompañada del paquete Sport Chrono, toda una declaración de intenciones de Porsche que ha recuperado el cambio manual en una época en la que el automático parecía imponerse con autoridad, para recuperar sensaciones de conducción.

Otros opcionales que están disponibles son -por primera vez- el Porsche InnoDrive, que integra el control de crucero adaptativo; o la función smartlift que mediante la suspensión eleva la altura del morro para evitar golpear cuando pasamos por zonas elevadas (como badenes o resaltos en la vía).

Porsche 911 targa interior

Tecnología y seguridad

De serie el Porsche 911 Targa equipa el sistema de amortiguación variable controlado electrónicamente (Porsche Active Suspension Management, PASM), el Porsche Torque Vectoring Plus (PTV Plus), que incluye un diferencial autoblocante electrónico trasero para distribuir el par (es opcional en el Targa 4), y el modo de conducción Wet para que conducir en asfalto mojado sea todavía más seguro y placentero.

Los pasos de rueda son más pronunciados que en la generación anterior para montar llantas y neumáticos más grandes, que son de diferente medida delante que detrás.

El 911 Targa 4 equipa neumáticos 235/40 ZR sobre llantas de aleación de 19 pulgadas en el eje delantero, mientras que detrás utiliza una medida 295/35 ZR con llanta de 20 pulgadas. Las pinzas de freno van pintadas en negro.  El 4S monta unas gomas 245/35 ZR con llanta de 20 pulgadas delante y 305/30 ZR con llanta de 21 pulgadas detrás, y las pinzas de freno van pintadas en rojo.