mazda-3-prueba-1_1La casa japonesa sigue tocando su propia melodía y tiene en sus filas uno de los compactos más personales del segmento. El dinamismo y una apuesta mecánica muy enfocada a la eficiencia con enfoque al disfrute marcan a un modelo en el que la estética es también baza fundamental, consiguiendo además una cuidada aerodinámica.

Fue hace ya una década cuando el Mazda 3 sustituyó al 323 en la gama compacta de la marca japonesa, y desde entonces se ha labrado una buena fama gracias a un chasis que permite disfrutar de la conducción y a unas mecánicas fiables y solventes que desde los modelos de base suponen total agrado al volante. Para esta prueba de larga duración nos hemos decantado por el modelo más equilibrado de todos, y su característica más personal es que frente al downsizing generalizado del sector, este modelo presenta un bloque diesel de 2.2 litros y 150CV que permite un comportamiento muy juguetón lleno de fuerza gracias a los 380Nm de par que desarrolla.

Se puede considerar hasta de un punto romántico el hecho de que Mazda siga apostando por las motorizaciones atmosféricas con un cubicaje relativamente grande dentro de la categoría, con relaciones de compresión ultra altas en el caso del motor diesel 2.2 litros Skyactiv-D de 150CV potencia y una transmisión manual más compacta, rápida y ligera de seis relaciones Skyactiv-MT que es todo agrado en su uso, y eso le permite a este modelo una clara diferenciación de la competencia que a buen seguro valorarán muchos compradores, y ello conjugado con una sorprendente eficiencia que en conducción real permite hablar de consumos en el entorno de 6 litros a ritmos más que aceptables.

El Mazda3 regala además a su conductor una conducción precisa de afiladas reacciones, y la firmeza de las suspensiones consigue que la carrocería transmita un tacto muy deportivo. La dirección, con una desmultiplicación de 14 a 1, se muestra también incisiva y redondea un comportamiento muy neutro, y en todo ello tiene mucho que decir el aumento de la rigidez torsional  en un 31% en relación al modelo que sustituyó, gracias en parte a una carrocería compuesta al 60% por aceros de alta resistencia y ultra alta resistencia para rebajar su peso total hasta los 1.205 kg, una cifra muy buena.

mazda-3-prueba-intImagen y mucho más

A nivel estético el diseño Kodo está muy presente en cada trazo del Mazda 3, y a nuestro parecer es uno de los compactos más atractivos del segmento gracias a su bajo y alargado morro. La alta cintura, la cabina retrasada y una trasera muy musculosa no impiden conseguir un coeficiente aerodinámico de 0,27Cx que influye tanto en el consumo como en un confort de marcha destacable, incrementando esa sensación de empaque del compacto japonés que por tamaño, con sus 4,46m, está cerca de muchas berlinas del siguiente escalón. Esa longitud no se refleja tanto en el interior, ya que el maletero se queda en 365 litros, pero cuatro adultos viajaran sin estrecheces. No digamos ya en la elegante versión sedan.

El habitáculo eso sí es moderno y tecnológico, con una consola central bastante limpia de mandos y muy intuitiva en su manejo y que puede contar con una pantalla a color de 7 pulgadas para manejar todas las funciones. El navegador se gestiona con el mando giratorio y con cinco botones sobre el túnel de transmisión, y la deportividad se aprecia en muchos detalles como las agujas de los tacómetros iluminadas o los pedales de aluminio, y todo ello crea un ambiente cuidado que resulta muy agradable y soportará bien el paso del tiempo.

En la terminación Luxury de nuestra unidad de pruebas (27.100€) viene de serie el Head-Up Display, un equipamiento muy poco común en el segmento de los compactos que aumenta mucho la comodidad en todo tipo de conducción. En este acabado no faltan 6 airbags, volante multifunción de cuero, sistema de arranque sin llave, asistente de arranque en pendiente, asistente de frenada en ciudad, climatizador, faros bi-xenón, llantas de 18 pulgadas, sensor de lluvia, sensor de aparcamiento, asistente de cambio de carril, acceso sin llave, asientos calefactables, radio CD con MP3 y sistema de audio Bose con 9 altavoces. Completo a más no poder y con pocas opciones fuera de carta. Sin duda alguna una compra muy atractiva.

mazda-3-prueba-0_1

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here