El Dacia Sandero es el vivo ejemplo de la compra inteligente. Utilizando tecnología 100% Renault este utilitario con mucho espacio cumple como coche para todo ¡por menos de 7.000€! Con la llegada del verano, y ante el yermo panorama económico que sigue asolando a nuestra sociedad, en la redacción de El Semanal Digital nos planteamos los ingentes costes económicos que tener un coche y viajar en el supone para cualquier familia de clase media española, así que nos propusimos encontrar la forma más barata de tener un vehículo en el hogar que sirviera para todo, desde el uso diario en tráfico congestionado hasta todo tipo de desplazamientos de distancias variables que incluyen un gran viaje estival como el que hemos realizado con el elegido.

Analizando el mercado, y poniendo como premisa disponer de una tecnología probada a salvo de continuos engorros mecánicos, las propuestas de Dacia emergen con fuerza por su relación precio-tecnología-practicidad. Decir esto ahora con el alabado Dacia Duster aupándose a los primeros puestos de las listas de ventas resulta sin duda más fácil, pero hay que reconocer que la marca checa auspiciada por Renault lleva planteando productos 100% funcionales desde que lanzo el insurrecto Dacia Logan, un utilitario de tres cuerpos, con gran maletero, capacidad para cinco personas y desde menos de 9.000€ de precio final.

Para nuestra prueba hemos elegido sin embargo un modelo más moderno y juvenil pero que parte de la misma plataforma mecánica, el Dacia Sandero, cuyo precio de partida es rompedor con menos de 7.000€ para su versión básica. Ambos coches se mantienen fieles a la filosofía “low cost”, así que tanto sus acabados como equipamiento son puramente eficaces, pero hay que reconocer que para nada chirrían ni dan sensación de fragilidad. Uno se encuentra montado en el interior de este utilitario y tiene la sensación de haber viajado en el tiempo, pues consola y acabados invocan a los de los Renault Clio de hace algunas generaciones. Todo resultará familiar para el cliente fiel de la casa gala, e incluso el olor, ese detalle tan característico creado en laboratorio, tiene aroma a rombo.

Abrir cualquiera de las 5 puertas que dan acceso al interior del Dacia Sandero es encontrarse con un habitáculo por lo tanto amplio en todas sus cotas, funcional, de fácil interpretación, sin ningún lujo, y con todo lo necesario para desplazarse por carretera como se hacía hace unas décadas, sin nada superfluo. El cuadro de mandos proporciona la información justa, pero en este ambiente sorprende encontrarse el ordenador de a bordo, pues muchos pensarán que no iba a estar disponible. El aire acondicionado, la radio CD, los elevalunas eléctricos (los traseros de extraña localización) y el cierre centralizado son las únicas opciones, y se pagan en dos paquetes separados.

De entre las opciones mecánicas con las que se puede motorizar al Dacia Sandero: dos bloques gasolina, un 1.2 de 75CV y un 1.6 de 85CV, y dos variantes diesel del mismo y garantizado bloque diesel 1.5 Dci con 75 u 85CV y origen Renault, está claro que la más codiciada, práctica y eficaz es la mecánica diesel de mayor potencia, que es la que probamos. Los bloques de gasolina consumen en torno a los 7 litros y serán suficientes para los conductores menos exigentes, pero lo más interesante de los motores de gasóleo es que están exentos del impuesto de matriculación por emitir menos de 120g/Km de CO2.

El Dacia Sandero tiene tres niveles de equipamiento (Base, Ambiance y Laureate), y tal como hemos mencionado puede montar dos únicos packs de equipamiento: el pack eléctrico (250€)  incluye mando a distancia para la apertura de las puertas y elevalunas delanteros eléctricos; mientras que el pack confort (450€), integra aire acondicionado y radio CD con MP3. La garantía que Dacia nos da es la habitual de 3 años o 100.000 kilómetros y losprecios oscilan entre los 6.990 y los 10.900 euros, una facturaciertamente baja en la que además hay que contemplar que los costes de seguro, mantenimiento y reparaciones estarán en consonancia.

La prueba completa y mucho más en ESD.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here