[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=bsnNnzrQ7Qc&feature=player_embedded]

Se puede comparar una leyenda de la automoción como es el Corvette, una marca en sí misma con más de medio siglo de tradición a sus espaldas y un pedigree digno de una película americana, con un recién llegado que ha hecho tambalear los cimientos de los superdeportivos como es el Audi R8 V10 (léase Lamborghini castrado)?

En el segundo episodio de la temporada decimocuarta de Top Gear, Jeremy Clarkson nos demuestra que los conceptos antagónicos no estan tan reñidos y se dedica a hacer todo tipo de tropelías a lomos del Audi R8 V10 contra el Corvette ZR1.

 

Para empezar, la concepción de ambos deportivos es radicalmente distinta: por parte del Corvette ZR1, V8 delantero central longitudinal, un clásico 6.2 litros de GM que entrega 647 CV directamente a las ruedas traseras. Con un único arbol de levas y dos válvulas por cilindro, la sobrealimentación por compresor proporciona un tremendo empuje a cualquier régimen, aunque el Vette no es especialmente aficionado a los regímenes muy elevados. Pura fuerza bruta. Por si fuera poco el precio no es una ganga y los acabados no están al nivel europeo: 150.000 euros es mucha tela que cortar.

El Audi R8 V10 toma el corazón de su primo de Sant´Agata Bolognese, el aclamado Gallardo, pero aquí entrega 525 CV, aunque su alimentación atmosférica poco tiene que ver con el musculado motor americano. Ávido por subir de vueltas y capaz de superar las 8.000 rpm, con un sonido embriagador, cuenta con inyección directa FSI, cuatro válvulas por cilindro y doble árbol de levas para cada bancada de cilindros.

Además, el motor está dispuesto en posición central trasera, lo que proporciona una mejor distribución de pesos. La guinda la ponen la tracción integral quattro y la posibilidad de disponer de la caja de cambios automática R-Tronic. El precio eso si empieza en los 157.900 euros de la versión manual.

En las doctas manos de The Stig, el ZR1 realiza una “Power Lap” 1.2 segundos más rápida que el R8, sin embargo ese tiempo es inalcanzable para un conductor avanzado, mientras que el del R8 si está al alcance de pilotos más mundanos. Sin embargo en una compra de este calibre intervienen muchas más cosas que las normales, así que si queréis saber la opinión de este mago no os perdáis el vídeo. Buen fin de semana! 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here