renault_4_parisienne_63

El cuatro latas, el todoterreno de pueblo más auténtico que hay, es un coche que surgió como iniciativa de Pierre Dreyfus, presidente de Renault, quién encomendó a sus ingenieros y diseñadores que trabajaran en un vehículo pequeño, versátil y espacioso, que sirviera para múltiples propósitos y gustara en todo el mundo.

Las características del proyecto eran adelantadas a su tiempo: tracción delantera para que tuviera el piso plano y suspensión con barras de torsión para que no ocuparan espacio dentro de la cabina. Para acortar los tiempos se usó el motor de 750 c.c del 2CV y de los primeros Dauphine, sustituido posteriormente por el 850 c.c que equipaba a los últimos Dauphine. Los elementos que requirieron más trabajo, fueron las juntas homocinéticas de los ejes delanteros, algo que estaba inventándose apenas y que requería mucho trabajo para lograr duración y resistencia. Para la transmisión se usó una caja de 3 cambios delantera, con la palanca montada en el salpicadero.

renault4l21820

El primer coche estaba listo a finales de 1958. Se hicieron pruebas por más de 2.000.000 de kilómetros en todos los lugares del mundo, aunque los comentarios sobre su mecánica y su carrocería eran poco favorables. Esto no amilanó a Dreyfus, quien confiaba ciegamente en su nueva creación. Sin embargo no fue hasta el 28 de agosto de 1961 cuando se presentó a la prensa el nuevo modelo. Como estrategia de promoción se ubicaron 200 Renault en el centro de París, al lado de la torre Eiffel, para que todo el que quisiera lo pudiera conducir. Esta fue una demostración contundente e impactante, nunca ningún fabricante había hecho nada igual para presentar en sociedad un vehículo. Posteriormente esta opción de conocimiento del nuevo auto se ofreció en toda Francia.

Durante al primer año se vendieron 19.542 unidades, en 1962 , 196.256. Dos años más tarde se alcanzó la cifra de 500.000 vehículos producidos, en 1966 se llegó al millón, en diciembre de 1977 se llegó a los 5 millones y en 1986 la cifra alcanzaba los 7,5 millones. Al final de la producción en 1995 la cantidad total ya superaba los 8,5 millones.

RCL236_ApRenault4_big

Las demostraciones de resistencia en ruta hicieron mucho por la imagen del Renault 4. En 1965, un grupo de “cuatro latas” conducidos por valientes mujeres, cruzó América desde el sur de Argentina, hasta Alaska, con total éxito. Se comenzó a producir fuera de Francia en 1963, en la planta de FASA en Valladolid, España, y posteriormente en Argentina, Uruguay, Chile, Venezuela, Colombia, Marruecos, Bélgica y Eslovenia, donde se fabricó hasta 1996.

En 1976 se lanzó el modelo Plus 25, que usaba un motor más potente, de 1.023 c.c y 45 caballos. Este propulsor se desarrolló en Colombia, en la planta de motores que tenía Sofasa S.A, en Duitama, Boyacá y no tuvo equivalente en el resto del mundo.

Durante los años siguientes y hasta el cese de su producción en la planta de Sofasa en Envigado en 1992, se actualizó estéticamente y se propusieron modelos como las furgonetas de reparto y las variantes Brisa para ciudades cálidas, además de los Jogging, Al final de su producción se le montó el motor 1.300 y frenos de disco delante en la versión llamada Líder. Sin duda no hay otro vehículo en ningún  país que tenga tanta vinculación con su historia moderna y con la memoria de sus habitantes como el Renault 4.

renault-4-3v-7

3 Comentarios

  1. soy un niño amante de carr renault 4 mi apa tiene un carrit de estos el lo quiere mucho y el deceo de el es perara y djalo como nuvo original mente cualquier colaboracion para dejarlo genuino estamos deacuerdo para recivirla

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here