IMG_0648

La nueva generación del compacto español nos ha dejado un sabor de boca exquisito tras los primeros kilómetros a sus mandos. Más espacioso, más ligero, más eficiente, y sobre todo mucho más tecnológico y avanzado ahora pone bajo amenaza a los rivales Premium. Y sin perder sus atributos deportivos. Nos hemos trasladado hasta Málaga para tener la primera toma de contacto con el nuevo Seat Leon, la tercera generación de un modelo clave para la marca española que quiere que junto con el urbano Ibiza, estos dos modelos sean las patas sobre las que se asiente su negocio. Algo que ocurre en la mayoría de marcas generalistas: Clio y Megane en Renault, Corsa y Astra en Opel, o Fiesta y Focus en Ford.

La primera impresión visual de la tercera generación del Seat Leon es contradictoria. Estamos ante un modelo mucho más elegante que llegará a más público, pero no se puede negar que la carrocería saliente no estaba para nada anticuada, y este nuevo modelo deberá esperar a “manchar el mercado” para que nos termine de entrar por los ojos. Sus marcadas aristas, una silueta más baja y más ancha que confirman las medidas, y una mirada marcada por la tremenda novedad que suponen sus faros full led opcionales que son primicia en el segmento conforman un coche que emana calidad por los cuatro costados.

Si la línea exterior puede estar sujeta a apreciaciones subjetivas en cuanto a su belleza o idoneidad, y seguro que muchos se quejan de haber abandonado los tiradores de las puertas traseras ocultos (economía de costes manda), en donde no puede haber ninguna controversia es que su interior ha dado un salto de calidad e imagen de dos generaciones. El nuevo Seat Leon presenta un habitáculo que nada tiene que envidiar a sus primos de Volkswagen o Audi, con un salpicadero que envuelve al conductor, unos materiales de primera y unos grafismos espectaculares. Todo invita a su manejo, y la precisión de ajustes es la norma, con la pantalla táctil con sensor de proximidad llevando el protagonismo de todas las funciones.

SeatLeon2013

IMG_0644

Una vez en marcha la inquietud por saber cómo se comportaba la nueva plataforma MQB del grupo Volkswagen bajo los ajustes siempre incisivos de Seat era máxima. De los modelos disponibles sólo nos ha dado tiempo a ponernos tras el volante de la nueva versión 2.0 TDI de 150CV, un modelo que se muestra pletórico de fuerza y que ahora combina una comodidad nunca vista en la marca española con un guiado siempre firme y preciso, así que nos quedamos con ganas de ver cómo va el siempre efectivo FR, un modelo que tiene la deportividad como máxima pero que ahora ha abandonado su toque “macarra”.

El nuevo 2.0TDI nos resulto algo ruidoso la verdad, y como con la potencia y par disponibles y la legislación vigente las carreteras se le quedan pequeñas, aquellos que se decanten por el más accesible 1.6 TDI de 105CV no se verán defraudados, ya que los 90Kg que ha adelgazado el nuevo Leon se dejan sentir desde la primera curva, haciendo sentir al conductor que lleva un coche muy manejable en todo momento. Las versiones de gasolina cobran cada vez más fuerza, y para los que no hagan muchos kilómetros, de nuevo la ligereza de estas mecánicas y su agrado de uso será un valor irrenunciable a la hora de elegir motorización.

Seat-Leon_2013_Int

Todo en el nuevo Seat León funciona mejor que antes, y la habitabilidad trasera es muy buena para que 4 ocupantes viajen holgadamente, pero el conductor es el gran beneficiado de los avances tecnológicos y de seguridad que el compacto español ha adoptado, especialmente del nuevo detector de fatiga y aviso de cambio involuntario de carril, un sistema que modifica la trayectoria si ve que nos despistamos o caemos en la somnolencia y que funciona como un reloj.

Nuestra nota: 8,6

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here