La automoción todavía anda digiriendo el golpe que el mercado le ha propiciado en 2019. El pasado año se vendieron en España 1.258.260 turismos y todoterrenos nuevos, el 4,8 % menos que un año antes, según datos de la patronal de fabricantes (Anfac), de vendedores (Ganvam) y de concesionarios (Faconauto). Desde 2012 el mercado español no cerraba a la baja, así que cada marca busca en el análisis detallado de los datos una tirita que ponerse en la “herida” de las ventas.

El Seat León -que este año 2020 estrena nueva generación- registró el pasado año un total de 35.847 unidades matriculadas, siendo el coche más vendido en nuestro mercado. Detrás se situaron el Dacia Sandero (33.880 unidades) y el Nissan Qasqhai (30.156). El podio a cinco lo completaron dos Renault: el Clio, 25.538 unidades gracias a la llegada de una espectacular segunda generación que ha dado un salto increíble en tamaño y calidad, y el Megane (25.403 gracias a su veteranía). Con estas cifras la marca líder del mercado español fue Seat, con 111.982 matriculaciones, seguida por Peugeot (97.939), Volkswagen (94.328), Renault (86.419) y Toyota (la líder de la hibridación, con 71.697).

La gasolina, como se esperaba, cerró el año como el combustible más elegido por los compradores de un turismo o todoterreno. El 60% de los vehículos matriculados en 2019 está propulsado por gasolina, sin variaciones respecto al año pasado, el 29% lo que significa un punto porcentual más y una tendencia que veremos seguir creciendo en 2020 por diésel, y el 11%, casi un punto menos, por otras energías alternativas.

Dura lucha en el mercado de lujo

El fabricante alemán de la estrella ha puesto fin a 25 años de reinado de Audi como marca más vendida entre los coches premium. Mercedes-Benz ha vendido 53.719 vehículos, el 2,65% más que en 2018. Audi ha entregado 51.114 (el 7,4% menos) y BMW 46.887 (el 5,1% menos). La única marca de lujo generalista que ha conseguido subir también ha sido la japonesa Lexus, casi el 20%, pero con 8.677 unidades se ha quedado finalmente lejos de coronar la ansiada cota de los 10.000 coches.

Peor le han ido las cosas a Land Rover, que cae un 18% y vende 6.378 coches, y a Jaguar, que ha vendido un 23% menos con 3.387 unidades a pesar de que ha sido un buen año para los fabricantes de lujo y de deportivos, con significativos crecimientos que han registrado la mayoría de los fabricantes de este tipo de vehículos de nicho.

Lamborghini ha crecido el 193% con 44 coches vendidos gracias a la llegada del SUV Urus, McLaren avanza el 144% con 22 coches y asoma la cabeza en este elitista club, Rolls-Royce ha duplicado ventas en España, aunque claro hablamos de dos unidades vendidas, Aston Martin el 40% con 21, Bentley con 61 crece el 17% y Ferrari avanza el 16% con 73 coches y se muestra sólida ante tanto rival de nuevo cuño.

Caso aparte es el de Porsche, que crece otro 17% y con 2.635 entregas sigue demostrando un poderío digno de estudio. Y este año, con la llegada del Taycan, su nuevo modelo 100% eléctrico promete dar mucho que hablar. Porque el mayor avance del año ha sido el de Tesla, el fabricante estadounidense de vehículos eléctricos, que ha vendido un 535% más que en 2018 y supera las 2.000 entregas gracias a la llegada de su modelo más asequible, el Model 3, y a la fiebre por la electrificación que inunda el mercado.