El Shayton Equilibrium, un exclusivo coche creado en Eslovenia del que se esperan producir unas 20 unidades al año al precio de millón de euros la unidad, quiere entrar a competir directamente en la constelación de los superdeportivos y para ello no ha dudado en recurrir a la fibra de carbono, el titanio y el aluminio en su construcción.

Criaturas como los Pagani oKoenigsegg tienen razones para estar atentas a su evolución, pues para conseguir unas prestaciones a la altura el Equilibrium monta un V12 que desarrolla la friolera de 1084 CV y 930 Nm de par máximo con el que es capaz de superar la barrera de los 400 kilómetros por hora. Gracias a los 1.200 kilogramos de peso en seco consigue una relación peso/potencia de 1,42 kilogramos por caballo, con lo que realiza el 0 a 100 km/h en 2,9 segundos y el 0 a 200 km/h en 8,5.

El chasis es una estructura monocasco de carbono y titanio, las llantas y el escape Akrapovic recurren al mismo componente, el sistema de suspensión es de aleación de aluminio forjado, la carrocería es de fibra de carbono, y los frenos son unos carbo-cerámicos Brembo de 380 mm de diámetro y pinzas de seis pistones. La transmisión con la poner riendas a esta bestia es una caja de cambios secuencial, y este halcón (es lo que significa su nombre y el animal de su logo) promete sensaciones irrepetibles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here