IMG_0108

La segunda generación del SUV checo adquiere rasgos más agresivos y dinámicos y se pone al día tecnológica y mecánicamente para seguir siendo una de las propuestas más originales y versátiles del segmento compacto. Su variante Outdoor fomenta el lado más lúdico de su personalidad off-road. El Skoda Yeti, que ha vendido más de 280.000 unidades desde que salió al mercado en 2009, ha  iniciado la comercialización en el mercado español de la segunda generación con la nueva identidad corporativa de la compañía en la que destaca la parrilla delantera con el nuevo logotipo de la firma, faros de nuevo diseño con la luz diurna LED integrada y mayor calidad percibida en cada detalle. Dispone además de nuevos motores y combinaciones de transmisión, con la caja DSG disponible en un rango más amplio de versiones.

En la parte trasera se han retocado los grupos ópticos, así como las molduras y el portón, y otros cambios estéticos corresponden a la incorporación de una nueva gama de llantas de aleación, mientras que en el interior hay ocho tapicerías y diferentes soluciones ‘Simply Clever‘, que permiten mejorar la funcionalidad y habitabilidad. Todo ello, junto con una apuesta sin cuartel de la marca para que las versiones diesel tomen más peso en el mix de ventas (ahora apenas llegan al 5%), hará que este modelo siga siendo un pilar fundamental de la filial checa de Volkswagen. Hoy en día supone el 15% de sus ventas.

Nada más ver el nuevo Skoda Yeti uno tiene la sensación de estar ante un modelo mucho más masculino y dinámico, y aunque la continuidad es la nota dominante, una modernidad agresiva es palpable en sus aristas. Las versiones Outdoor, que a buen seguro serán la nota dominante en las ventas ya que sólo suponen un sobrecoste de 200€, vienen con un frontal más agresivo, protecciones en los bajos y molduras laterales que le dan un look “campero” muy contundente.

IMG_0102

La oferta de motorizaciones del nuevo Skoda Yeti pasa a estar conformada por un total de 7 propulsores, 4 de ellos diésel y 3 de gasolina, que se pueden combinar con tracción 4×2 o integral a las cuatro ruedas, así como con la transmisión automática DSG. El abanico diésel está formado por cuatro variantes TDI con potencias de 105, 110, 140 y 170CV, mientras que los motores de gasolina tendrán 105, 122 y 160CV respectivamente.

Solvencia versátil

En términos de equipamiento tecnológico, el Yeti puede disponer de diferentes elementos como la cámara de visión trasera, el detector de fatiga del conductor, el asistente de aparcamiento de segunda generación, además del sistema de entrada y arranque sin llave, los faros bi-xenon o el sistema de navegación con pantalla táctil, lo que le sitúa en un escalón superior al que su asociación de marca generalista de bajo coste muchos clientes pueden tener.

Una vez al volante lo que más sorprende es la capacidad de este SUV compacto de enfrentarse a cualquier tipo de terreno con total solvencia. En nuestra toma de contacto por los alrededores de Madrid realizamos una ruta de lo más variada por carreteras secundarias y abruptos caminos de finca por los que pocos usuarios pensarían que su Yeti puede pasar, y menos con los neumáticos 100% de asfalto que equipa de serie, pero la suspensión filtra a la perfección todos los obstáculos y su altura libre garantizó la salvedad mecánica y de paso en todo momento. Las versiones 4×4 llevan además control de descenso electrónico, un eficaz sistema que facilitará las bajadas más abruptas a los conductores menos expertos.

skoda-yeti-outdoor-interior

En el interior la amplitud sigue siendo la nota dominante, pero ahora la calidad del salpicadero sube un nivel más. El nuevo volante de tres radios le sienta fenomenal, y el navegador con cámara de visión trasera será muy útil en maniobras camperas. También incorpora el sistema de asientos Varioflex, que permite modular el espacio interior en múltiples configuraciones de 5,4, 3 ó 2 plazas. La capacidad del maletero va de 416 litros hasta 1.716 litros.

El Skoda Yeti se puede pedir con 3 acabados: Active, Ambition y Elegance, y los precios parten desde 14.650 euros en el caso del 1.2 TSI Edition, una versión especial que incluye 4 años de garantía, llantas bicolor de 17”, barras de techo en aluminio, bluetooth y control de velocidad de crucero. En diésel el modelo de acceso a la gama es el 1.6 TDI GreenLine de 105 CV que no paga impuesto de matriculación gracias a sus 119 g/km de emisiones de CO2 y con lo que se queda en 16.990 euros, pero el 2.0 TDI 110CV Edition se queda en 17.400 euros y supone una versión mucho más atractiva.

Skoda-Yeti-outdoor1

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here