La quinta generación del Subaru Forester pasará a la historia por ser la más eficiente jamás fabricada de los 4 millones de unidades vendidas de un coche que, en el 90% de los casos, siguen rodando por algún lugar del mundo. Manteniéndose fiel a su arquitectura bóxer y tracción integral, la nueva mecánica híbrida, que además será la única disponible en este modelo, otorga a este SUV de 4,5m una versatilidad nunca vista, pues la incorporación del motor eléctrico mejora puntos clave de su conducción tanto en carretera como a la hora de salir del asfalto, donde sus 22cm de altura libre al suelo serán el mejor aliado. Aunque ya no tenga reductora cuenta con el sistema X-Mode de Subaru. Este programa eléctrico es capaz de enviar el 100% de la fuerza del motor a una sola rueda. 

El nuevo Subaru forester e-boxer, el coche más importante para la marca a nivel global, combina un motor de gasolina de dos litros y 150 CV y otro eléctrico de 17CV, gracias a lo cual consigue hacerse con la etiqueta medioambiental ECO de la DGT. Esto es debido a que puede circular solo con el motor de gasolina, solo con el eléctrico cuando las circunstancias son favorables o bien con los dos en los momentos en que se requiere máxima potencia. Mantiene intacto el ADN de la marca japonesa, pues combina el sistema Symmetrical AWD y el cambio automático Lineartronic con el nuevo motor.

 

La batería de iones de litio de 118 voltios y 0,57 kWh de capacidad va situada debajo de los asientos traseros con lo que no resta habitabilidad ni capacidad de carga, que se mantiene en 510 litros. El cambio automático Lineartronic lleva integrado el motor eléctrico así que tampoco interfiere en el habitáculo. El conjunto del sistema híbrido añade un peso de 110 kilos, pero los componentes se han distribuido para que el reparto de pesos quede en un 60% delante y 40% detrás. Como el chasis es un 100% más rígido, mejora un 70% la rigidez torsional y reduce el balanceo en un 50%, el nuevo Forester goza de un mejor comportamiento dinámico, con más estabilidad en recta, menores vibraciones y una calidad de rodadura superior.

Una vez en marcha el nuevo Forester tiene tres programas de conducción que cambiarán su comportamiento de forma automática. El Modo EV es el más eficiente, y el idóneo para uso urbano. El modo mixto combina ambos motores para ofrecer una buena relación prestaciones/eficiencia, y el modo térmico es el que se usa por defecto por encima de 40Km/h. Además, el volante cuenta con un botón S/I para tener una respuesta más inmediata en el acelerador, y combinado con las levas en el volante permite un uso más placentero del cambio en carreteras secundarias. Subaru anuncia para el Forester Eco-Hybrid un consumo oficial de 8,1 litros a los 100 kilómetros en ciclo combinado WLTP, lo que es una mejora del 10% del dato del modelo anterior.

 

En el completo equipamiento tecnológico y de seguridad que incorpora el nuevo Forester hay que destacar el sistema DMS de monitorización del conductor, que vigila constantemente a la persona que a al volante, emitiendo avisos si detecta que ha desviado la vista de la carretera o que ha cerrado los ojos, una especio de pepito grillo de las distracciones. La versión actualizada del sistema de seguridad preventiva “EyeSight” aporta todas las demás ayudas y alertas de conducción, y estrena también el freno automático marcha atrás de emergencia, para aparcamiento. El precio de partida del Subaru Forester Eco-Hybrid es de 34.450 euros para el acabado Sport Plus. Adicionalmente podremos contar con los paquetes Executive (+2700€) y el paquete Executive Plus (+4.200€)