Tachoscope2

Creo que aparte de los coches y las motos, hay un par de cosas más en la vida por las que cualquier hombre del mundo, da igual su nacionalidad o condición, se siente profundamente atraído. La primera es obvia y todos las conocemos, pero la segunda en mi opinión son los relojes. Ese símbolo de status que se acomoda en la muñeca y te permite equipararte a tu mujer en lo que a alhajas se refiere. Pues bien, 2009 es una fecha histórica para Audi por ser el centenario de la casa de los cuatro aros y con el Tachoscope rinde un homenaje a los hitos alcanzados desde los tiempos de Horch hasta hoy. La fuente de inspiración para crear el reloj del Centenario han sido los legendarios automóviles de Gran Premio Type C y Type D de Auto Union de los años 30.

De diseño elegante, deportivo e intemporal, el reloj del centenario de Audi se trata de un cronógrafo con cronómetro operado por un sólo botón y un dial de tacómetro, además de un posicionamiento especial de las agujas, ya que únicamente la de los minutos y la del cronógrafo están ubicadas en el centro de la esfera del reloj. Esta disposición garantiza una legibilidad excelente, independientemente del grado de complejidad de la esfera.

Tachoscope

El cronógrafo del Tachoscope se complementa con la esfera del tacómetro en el bisel, un dial que mide la velocidad tanto en kilómetros, como en millas por hora. La esfera del reloj también es única. Fabricada en esmalte e inspirada en la instrumentación de los legendarios Auto Union de competición. Dominan los caracteres numéricos de la segunda aguja, que recuerdan a los velocímetros de los automóviles de Gran Premio Type C y D de los años 30.

De movimiento mecánico, el rotor es visible a través de la tapa posterior de cristal y está grabado con las fechas del aniversario de Audi. El Tachoscope se presenta en una edición limitada de 100 unidades, una por cada año de la historia de Audi, 35 de los cuales serán de platino y 65 de oro blanco. El reloj se presentará en un estuche de madera con terminación en negro mate que incluirá como accesorios una lupa de relojero y un destornillador. Los relojes de platino tendrán un precio de 24.900 euros, mientras que los de oro blanco costarán 14.900 euros. Estarán a la venta a partir del mes de julio y podrán adquirirse a través de la Boutique de Audi.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here