Renault-twingo-2015-2

La tercera generación del urbano más rompedor de los últimos 20 años es un canto a la nostalgia lleno de novedades mecánicas que le posicionan de nuevo como una de las propuestas más atractivas del segmento. El Renault Twingo estrena disposición mecánica trasera, tendrá 5 puertas y quiere ser mucho más que un vehículo para ciudad.

Ya está en España la nueva generación del Twingo, un coche que ha sido desarrollado de forma conjunta entre Renault y Daimler para conjugar el saber hacer en vehículos urbanos de los franceses con la sabiduría adquirida por los alemanes con el Smart, que en su versión de 4 plazas es un 75% idéntico a este. La idea era volver a hacer un coche tan revolucionario y creativo como lo fue la primera generación del Twingo allá por 1992, y a bien que lo han conseguido con un modelo que se reinventa por completo para ofrecer mayor habitabilidad y maniobrabilidad en un menor tamaño, para lo que se ha adoptado un sistema de propulsión trasero que marca por completo su carácter y posibilidades.

La capacidad de personalización de la nueva edición del Twingo (7 colores de carrocería y multitud de strippings) a buen seguro que va a ser uno de los atractivos con mayor gancho comercial, y es que después de que la compañía haya comercializado más de tres millones de unidades de los dos modelos anteriores, tener la posibilidad de poseer un coche único es algo que siempre apreciarán los clientes. 70.000 unidades se han matriculado en el mercado español en estos 20 años en un segmento que representa aproximadamente el 5% de las matriculaciones totales en España y que esta tradicionalmente copado por los rentacares.

Renault-Twingo-2015-3

Los apenas 3,6 metros que mide de largo el nuevo Twingo suponen una reducción de 10 centímetros en comparación con la generación actual, lo que no ha repercutido en el espacio interior, que ha aumentado, a lo que ha contribuido la mayor batalla (12 centímetros más). Ello ha permitido configurar un habitáculo para 4 ocupantes que tiene más de 13cm de espacio para las piernas atrás y un maletero con 188 litros de capacidad estándar, 219 con los respaldos traseros en la posición más vertical de sus pestañas (casi se inutilizan pero entonces es el mejor de sus rivales) y hasta 1.000 litros en configuración de 2 plazas, pudiendo cargar objetos de hasta 2,3 metros de largo.

El nuevo urbanita evoca en su visión trasera el “culo gordo” del Renault 5 Turbo, y hay que reconocer que su estética está muy conseguida. Es un coche divertido, fresco y que transmite una sensación dinámica. La vista lateral nos recuerda un poco al Fiat 500, pero su frontal, con luces led de cuatro puntos y el logo de la marca presidiendo a gran escala sin complejos aleja cualquier comparación y evoca la sonrisa que tenía su “abuelo”. El interior tiene un volante de gran tacto y aspecto muy deportivo, y la simpleza preside el salpicadero, dejando mucho protagonismo a unos asientos con reposacabezas integrado de buena comodidad y sujeción. Hay hasta 52 litros de espacio para almacenar repartidos por el interior, aunque para ello se ha recurrido a ventanillas traseras de compás que son del siglo pasado y agobian un poco.

Dos son por el momento las motorizaciones disponibles para albergarse en el hueco trasero del Renault Twingo, unos bloques tricilíndricos de gasolina que han tenido que rediseñarse por completo para entrar en esa posición. El 50% de las piezas son nuevas y el aislamiento acústico y de temperatura está muy bien conseguido, además de que el acceso mecánico es muy simple. La versión de acceso a la gama es un propulsor SCe de 70CV que ofrece un consumo de combustible de 4,2 litros por cada cien kilómetros recorridos y unas emisiones de dióxido de carbono de 95g/Km.   La segunda mecánica es un TCe de 90CV y que a pesar del turbo consigue un consumo de 4,3 litros y unas emisiones de CO2 de 99 gramos. Los dos motores utilizan la tecnología Start&Stop y son más que suficientes para disfrutar con la tracción trasera del pequeño de la casa no sólo en ciudad sino en carretera abierta.

renault-twingo-2015-engine

El contenido peso del nuevo Renault Twingo es el gran culpable de que la conducción sea ahora uno de los atributos más destacables de su carácter, y una distribución del mismo 45-55% delante detrás hace que sea muy neutro y noble en sus reacciones. El cambio manual de 5 relaciones no es un dechado de tacto, pero de momento no se plantea la llegada de la caja pilotada. Esta, junto con la previsible versión eléctrica y una variante más picante y deportiva serán algunas de las novedades que nos esperan en el futuro.

A nivel tecnológico el nuevo Twingo se sube al carro del sistema de conectividad R&GO que se asocia a los teléfonos inteligentes y como opción se puede escoger el R-Link. Otros elementos que puede montar son el radar trasero (de serie), la asistencia al arranque en pendiente, la cámara de marcha atrás o la alerta de cambio involuntario de carril, demostrando que está a la última en todos los aspectos. El precio de partida es de 11.700 euros para la versión de acceso con acabado Intens y el tope de gama se sitúa en los 13.500 euros de la opción de mayor potencia en el acabado Zen sin contar con las ayudas ni promociones, configurando una gama simple y muy bien equipada desde la base. ¡Bienvenido Mr. Twingo!

renault-twingo-2015-interior

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here