humor2

Y que viva mucho para aquellos que estén pensando en cambiar de coche ahora mismo pues como ilustra ElMundo es un momento único. Estamos ante una oportunidad de oro y no me canso de decirlo, pero es que este puente lo he vuelto a comprobar. He viajado, por suerte todo hay que decirlo, y he comprobado que las carreteras se han seguido llenando como siempre, pero es que en ellas he podido ver a orgullosos conductores con matrículas de estreno que se sonreían por el descuento que han conseguido. El caso más cercano es el de unos amigos que se han llevado un Tiguan “a full de equipamiento” con un descuento de ¡10.000 euros! señores….ahí queda eso.

Por otro lado leo que la crisis ha provocado que muchas empresas devuelvan los vehículos que poseían en régimen de leasing o renting, esa fórmula de “lo pago cada mes y si las cosas van mal me deshago de él y dejo de pagar” que se ha mostrado especialmente adecuada en tiempos de batacazo como estos. Por lo visto, según el diario Público, estos coches devueltos se les están acumulando a las oficinas bancarias por la cantidad de “oiga ya no quiero el coche”, y como el mercado no puede absorber tal cantidad de vehículos con pocos años, al menos con los precios de antes, los bancos estarían optando por vender coches directamente en las oficinas. 

Por último para empezar esta semana de minipuente otra noticia relacionada con las “rebajas” que se preveen en el sector de la automoción y a la que no le di cabida la semana pasada, la posible desaparición del impuesto de matriculación, una recomendación europea que viene de lejos. Bruselas no tiene dudas de cuáles son las medidas necesarias para estimular la demanda de vehículos. En el Plan de Recuperación Económica que la Comisión Europea puso sobre la mesa el pasado día 26, una de las claves que plantea es ir más allá en la fiscalidad del automóvil, iniciativa que pasaría por “la reducción por parte de los Estados miembros de sus impuestos de matriculación y circulación para los vehículos con menos emisiones”. El Ministerio de Industria no habría hecho oídos sordos a la propuesta de Bruselas y a una tradicional petición por parte del sector. De este modo y en paralelo a las reuniones mantenidas con los principales afectados en los últimos días, Miguel Sebastián habría puesto sobre la mesa la posibilidad de aparcar temporalmente el Impuesto de Matriculación, con el fin de estimular la venta de coches. 

Todo esto no es baladí. El sector de la automoción, que tiene a 30.000 de sus 75.000 trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo, sufre este año una auténtica debacle de las ventas; sólo en noviembre las matriculaciones cayeron un 49,6%, la segunda peor bajada de la historia. Ante la gravedad de la situación, el propio presidente del Gobierno ha mantenido reuniones con el presidente de la patronal de los fabricantes (Anfac), Francisco Javier García Sanz, así como con los secretarios generales de las federaciones del metal de CCOO, Felipe López, y de UGT, Manuel Fernández Lito. El Impuesto de Matriculación es un tributo cedido desde 2002 a las comunidades, que en 2007 ingresaron por este concepto una cifra cercana a los 2.000 millones de euros. Casi na vamos. Buena semana a todos.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here