VW-golf-VII-TSI

El rey de los compactos tiene cada vez más difícil defender su trono. La opción híbrida de Toyota con el Auris quiere jugar la baza de la tecnología eficiente, pero al Volkswagen Golf 1.4 TSI no le faltan armas de defensa gracias al mejor motor de su categoría. A pesar del lío de denominaciones internas y los cambios técnicos de fabricación y ubicación que está teniendo, las distintas versiones del bloque 1.4 TSI del grupo VAG son cada cual más satisfactoria, pero si se opta por la última versión de cilindros desconectables (ACT) y se asocia al cambio automático DSG estamos probablemente ante una de las opciones más eficientes y refinadas que existen entre los motores de explosión, no en vano este bloque lleva ganando el galardón de mejor motor del año en su cilindrada desde hace más de 3 años seguidos.

Montado en la séptima generación del Volkswagen Golf (primero llego al Polo), que estrenaba la plataforma modular MQB del grupo, este bloque se muestra solvente, frugal y hasta dinámico si se le buscan las cosquillas, consiguiendo un coche muy equilibrado perfecto para aquellos conductores que se resisten a caer bajo el dictado del gasóleo. Los más de 100Kg de ahorro de peso del Golf VII son un gran aliado para que este motor brille como lo hace con sus 140CV, y apenas 8 segundos para hacer el 0 a 100Km/h, una velocidad máxima de 212 Km/h, un consumo medio de 5 litros a los 100 y unas emisiones de 116g/Km son cifras muy destacables que ponen el listón bien alto.

El larguísimo desarrollo de la séptima velocidad de la caja de cambios de doble embrague DSG tiene mucho que decir en la gran eficiencia de este coche, así como su sistema de circulación “a vela” en cuanto se levanta el pie del acelerador a velocidades constantes. El resto de componentes acompañan a la sinfonía del motor en perfecta armonía, y la enorme calidad percibida, un confort de rodadura de calidad Premium (exquisito con la suspensión adaptativa opcional) y un espacio interior más amplio que nunca hacen de este Golf un coche de total satisfacción se mire por donde se mire. El precio de la versión de 5 puertas con esta configuración y acabado Advance es de 26.355 euros.

Toyota-Auris-HSD-2013-0

Electrones al ataque

La fórmula de Toyota para intentar atacar el cetro que el Golf defiende sin descanso fue la de revolucionar su compacto con una versión híbrida que en su segunda generación tiene una imagen mucho más pasional que alejará las críticas de su falta de carácter. Gracias a ello el actual Auris HSD se muestra mucho más moderno, masculino y deportivo, siendo además la versión más significativa de la gama y gozando de una ventaja comparativa frente a sus rivales cuando se trata de enfrentarse al tráfico urbano gracias a su motorización híbrida que homologa 3,7 litros de consumo y 91g/Km de emisiones con 136CV de potencia.

El nuevo diseño ha traído consigo una mejora aerodinámica muy importante (Cx de 0,28) que se agradece en cuanto se sale a rodar en carretera, y el nuevo Auris HSD es 70Kg más ligero que la primera generación. El compacto japonés es ahora también más amplio y ha sido diseñado teniendo en mente está variante híbrida, con lo que llevar las baterías no supone renunciar a un habitáculo confortable con una buena capacidad de carga en el maletero (360 litros) que aunque no llega al nivel del Golf (380 litros) es muy aprovechable.

Con ello y con toda las sensaciones al volante no se pueden comparar con las del Golf 1.4 TSI. A pesar de la igualdad de potencia aparente, la especial configuración del cambio del Auris con mucha pérdida por patinaje en su mecanismo hace que el alemán resulte un coche mucho más dinámico y efectivo, resultando mucho más agradable de conducir en casi cualquier situación y a la larga incluso más ahorrador en carretera, ya que no requiere tanto gas. Es sólo en tráfico denso urbano cuando el Toyota puede sacar la cabeza y desenvolverse con soltura, pues ahí su capacidad de funcionamiento en modo eléctrico supone un plus de frugalidad y distinción. El Toyota Auris HSD tiene un precio de 23.200 euros con el acabado equivalente Advance, que eso sí viene muy bien equipado, sólo con el navegador y el techo panorámico como opciones.

volkswagen-golf-VII-int

Podemos por tanto concluir que el Toyota ha dado un gran paso adelante pero todavía está lejos de tratar al Golf de tú a tú. Dinámicamente su enfoque es mucho más familiar y no tiene la precisión ni el pisar tan asentado. La calidad percibida tampoco es comparable una vez en el interior, y su salpicadero resulta algo anticuado al lado de la exquisita realización del germano. La tecnología híbrida es seña y santo de la marca japonesa, pero en este segmento y pensando en un coche que no va a tener un enfoque urbano tan claro nos parece mucho más gratificante la capacidad del golf para exprimir cada gota de carburante. Sinceramente, el que quiera un híbrido tiene en el Prius al mejor representante, un coche 100% pensado para esa condición.

Toyota-Auris-2013-int2

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here