Que haya tardado treintaicinco años y seis generaciones en llegar no es óbice para que no lo celebremos, la llegada del primer Golf GTI cabrio será una buena nueva para los fanáticos del pionero de un concepto de coche que revolucionó el concepto de deportividad a finales de los 70.

Con la séptima generación en camino dispuesta a sorprender con la utilización de la plataforma MQB del grupo VAG, Volkswagen por fin se ha decidido a unir lo mejor de dos mundos, y el matrimonio entre el fantástico bloque 2.0 TFSI de 210CV con una clásica capota de lona alumbra un descapotable de capricho accesible.

Las prestaciones puras se ven algo mermadas por el sobrepeso, pero con un cero a cien en 7,3 segundos y una velocidad máxima de 237 km/h y con unos consumos que a priori lograrán mantenerse en los 7,6 litros en ciclo mixto a buen seguro que nadie se queja por la falta de carácter.

La capota de lona es la misma que en los Golf Cabrio actuales y basa su funcionamiento en un sistema de apertura electrohidráulico que abre la capota en tan sólo 9,5 segundos, incluso mientras el vehículo circula a una velocidad máxima de 30 km/h. El goce a los mandos está disfrutado. Bienvenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here