Tener un BMW M3 es algo así como salir con la tía más buena del Instituto y no poder gritarlo a los cuatro vientos; llevas uno de los deportivos más alucinantes del mercado y la discrección es la nota dominante, así que para aquellos que quieran diferenciarlo de sus hermanos de gama llega el paquete opcional Competition Package.

Disponible tanto para la versión de tres o cinco puertas esta preparación oficial de la casa alemana incluye unas suspensiones rebajadas 10 mm con nuevas llantas de 19”, control automático de las suspensiones inteligentes con modo Sport y pequeñas modificaciones en el chasis para mejorar su estabilidad y el rendimiento a alta velocidad.  Estéticamente hay una serie de aditamentos que casan muy bien con la filosofía BMW, como son un alerón de fibra de carbono o el techo de color negro grafito que ya habíamos visto.

Por otro lado, y como un canto a la ecología desde un modelo tan extremo como el M3, el kit EfficientDynamics se incorporará de serie en toda la gama deportiva de BMW (coupé, cabrio y convertible), lo que va a suponer un importante ahorro de combustible. El principal de los sistemas y el que más aporta, sobre todo en conducción ciudadana, será el Auto Start Stop, que detiene automáticamente el motor en atascos y semáforos para evitar un gasto innecesario de gasolina. Según BMW este sistema le ahorrará a la atmosfera hasta 24 g de CO2 por cada kilómetro recorrido.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here