IMG_4101

El SUV coreano ha sido un modelo injustamente tratado en nuestro mercado (aterrizó en el peor momento posible), pero la segunda generación llega con una estética arrolladora, mucha más calidad y equipamiento y hasta una versión 100% eléctrica que promete revolucionar ese nicho de mercado con un precio de derribo.

La tan manida crisis económica fue una de las grandes culpables de que el Kia Soul no tuviera más éxito con su primera generación (ha vendido 760.000 unidades en todo el mundo) cuando llegó allá por 2009, y además este producto que tanto triunfa en mercados como el americano no fue comprendido del todo por un público que todavía no estaba preparado para modelos tan rompedores que aportaran un soplo de aire a la monotonía imperante. Desde entonces muchas cosas han cambiado en KIA, una marca que ahora goza de una gran percepción por parte de los compradores.

Esta evolución ha permitido a KIA alcanzar ya más del 3,5% de la cuota del mercado con un crecimiento del 40%, todo ello con el orgullo de Emilio Herrera, Director General de Kia Motors Iberia, de tener una rentabilidad de la red ejemplar en una época en las que se están aumentando ventas pero los beneficios residuales de las redes están todavía en mínimos históricos. Con ello y con todo esperan terminar 2014 con 28.000 vehículos comercializados, donde el Sportage es la piedra de toque con sus 12,5% de cuota en su segmento, sin olvidarnos del Rio y el Optima y destacando los nuevos lanzamientos del Soul y del nuevo Sorento.

IMG_4109

El KIA Soul de segunda generación es un modelo que llama la atención allá por donde pasa, y su actualización estética le permite enfrentarse en plenitud de condiciones a rivales que cada vez tienen más armas como son el Nissan Juke, el Citroën C4 Cactus, o el Skoda Yeti, un modelo con el que guarda ese parecido en sus formas cuadriculadas que en el caso del coreano gozan de más equilibrio. Su longitud aumenta 2cm, pero es 1 más bajo y 1,5 más ancho, aumentando la distancia entre ejes en 2cm también Ello repercute en una mejor habitabilidad interior, que era ya buena en la primera generación, aunque el maletero de 354 litros que puede aumentarse hasta los 1.367 litros no es excesivamente grande. La calidad percibida es sin embargo de un nivel muy alto, y las versiones más equipadas no tienen nada que envidiar a las marcas generalistas más renombradas del viejo continente.

Mecánicamente la propuesta se basa en la lógica de la sencillez, con un bloque de gasolina de 1,6 litros y 136CV que anda un poco desfasado en consumos y finura, ya que los 6,5 litros de media es una cifra mejorada por los bloques de la competencia a base de downsizing. La versión diesel es más moderna y su hoja de servicios anuncia 128CV y 4,8 litros a los 100, aunque en la realidad es que se echa en falta algo más de potencia. La caja de cambios es manual de 6 relaciones en ambos, con un funcionamiento correcto y consigue que el dinamismo del Soul Diesel sea el suficiente para un coche de sus aspiraciones, más de lo que su cuadrado frontal haría pensar.

kia-soul-2014-interior

Pero si las mecánicas tradicionales simplemente cumplen el expediente, el nuevo KIA Soul EV llega 100% electrificado para dar un golpe en la mesa en el sector de los coches eléctricos, sobre todo porque anuncia un precio de partida de 13.990 euros (con un gran equipamiento), el mismo desde el que parten las versiones de explosión, lo cual es tanto como decir que rompen el mercado decididamente, ya que este coche anuncia 212Km de autonomía, tiene un interior igual de amplio que sus hermanos de gama y su comportamiento no se ve apenas mermado gracias a que su peso apenas aumenta 100Kg. Estéticamente se diferencia claramente por un frontal específico con la toma de carga integrada y con unos colores exclusivos (blanco perlado y azul polar)

El KIA Soul EV se propulsa con un motor de 110CV de potencia y 285Nm de par, lo que le permite un 0-100 km/h de 11,2 seg y una velocidad máxima limitada a 145 km/h para conseguir los mencionados 212 km de autonomía, y aunque habiendo probado el BMW i3 (que acelera como un GTI) su dinamismo puede parecer limitado, la realidad es que se desenvuelve en el tráfico rodado con total soltura. Existen dos versiones según el cargador, una convencional, que se carga en los enchufes de toda la vida en unas 6-7 horas, y otra con el cargados rápido chamade que recupera el 80% en 30 minutos. Eso sí, y aquí está parte del truco del precio del Soul eléctrico, las baterías se pagan a plazos con una cuota de 99 euros al mes los 7 años que dura la garantía del vehículo.

IMG_4111

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here