Mi historia con Mercedes Benz es un poco de amor-odio, y como los responsables de la marca no son muy partidarios de que los medios pequeños tengamos acceso a sus modelos, no puedo acabar de aclararme con la casa de la estrella. Aún así, la nueva versión que a partir de ahora va a estar disponible para los modelos de la Clase M, a base de un acabado compuesto por un nuevo paquete de equipamiento interior y exterior, me parece muy atractiva.

Por 3.990 euros, 500 menos para modelos con motor V8, los ML estrenan luces de marcha diurna con leds en el frontal, faros con carcasa en color negro, parrilla con diseño AMG y diodos luminosos traseros.  Se renuevan las llantas, que pasan al tamaño de 19 pulgadas con 10 radios de alto brillo, y en el techo incorpora barras longitudinales cromadas. Los sensores  de aparcamiento parktronic, cristales en tono azulado y pintura metalizada redondean el conjunto exterior.

En el interior nuevo paquete de iluminación para dar la bienvenida, asientos delanteros con calefacción y reposacabezas de confort para hacer el viaje lo más placentero posible, y el volante de diseño AMG y los pedales deportivos de aluminio para dar el toque deportivo. La tapicería es de cuero Ártico con costuras en contraste y ribete en beige, un lujoso material que se aplica también en el salpicadero donde las molduras con listones cromados en madera de álamo o nogal dan el toque lujoso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here