IMG_3766

La segunda generación del exitoso todoterreno Dacia Duster ya está en los concesionarios con un diseño actualizado, más equipamiento y la llegada de la mecánica TCe de 125CV para completar la oferta de este racional superventas. Tras cerrar el primer semestre del año con un volumen de ventas de cerca de 190.000 unidades en todo el mundo, lo que representa un incremento del 50% en comparación con 2012, el Dacia Duster confirma su condición de modelo imprescindible del grupo Renault para liderar el mercado de particulares. Desde su lanzamiento en abril de 2010, el todoterreno rumano ha combinado con maestría un alto nivel de eficiencia, una habitabilidad récord de su segmento, y una fiabilidad a toda prueba. Ahora añade más calidad, un equipamiento más completo y un cambio de imagen conservador. Jugada ganadora seguro.

La contundente imagen exterior del Duster se caracteriza por su nueva parrilla delantera, con luces diurnas y unos faros de doble óptica que le imprimen más carácter. En la parte trasera se encuentra un tubo de escape cromado más prominente y nuevos diseños de faros y de grafías para las versiones 4×4, aunque la verdad es que son poco apreciables. También incorpora nuevos diseños para las llantas de aleación de cara a que los usuarios puedan lucir su última generación, mientras que en el interior se estrenan asientos y un salpicadero con más huecos portaobjetos.

El nuevo todoterreno de la firma rumana se comercializará en España con dos variantes de gasolina, así como con dos diésel y con una de GLP. Los clientes podrán optar en benzina entre una versión de 1.6 litros y 105CV que sigue siendo el reclamo comercial con su precio base de derribo, y otra TCe, fabricada en Valladolid, de 125CV y 205Nm de par. Este bloque sobrealimentado de 1.2 litros estrenado por el Duster es esencialmente el mismo que el visto en los Renault Clio y resulta muy suave y silencioso, una gran ventaja para el SUV lowcost galo, cuya insonorización mejorable era uno de los puntos que todos los clientes reclamaban.

IMG_3742

El aumento de potencia le sienta como un guante y la elasticidad del bloque viene muy bien en conducción de todo tipo. Emplea un cambio manual de seis relaciones y aunque homologa 6,7 litros a los 100, sus consumos se pueden dejar con facilidad por debajo de los 8 litros. La llegada de la caja de doble embrague EDC de Renault le sentaría de maravilla a este coche de Dacia pero todavía no se contempla, y esta versión sólo se podrá asociar a la tracción simple 4×2, no a la total, con un enfoque claramente urbano.

Efectiva sencillez

Las mecánicas diésel que se pueden combinar con el nuevo Duster tienen ambas como base el bloque Dci de 1.5 litros, uno de los mejores del grupo Renault, fabricado íntegramente en Valladolid y del que llevan vendidos más de 10 millones de unidades. Despliegan potencias de 90 y de 110CV de potencia máxima, siendo la última la más satisfactoria con el Duster dada su aerodinámica y peso. Este vehículo también se vende con un propulsor de GLP que toma la base del 1.6 de gasolina más simple y que será una opción muy bien valorada en otros mercados europeos.

La segunda generación del Dacia Duster dispone además de nuevos elementos de equipamiento como el sistema multimedia Dacia Media Nav con navegador y pantalla táctil y cuyo precio de menos de 250€ cuadra a la perfección con el posicionamiento que tiene. Está situado un poco bajo pero su manejo es intuitivo y sencillo. Nos gusta mucho, da más de lo que cuesta y supera con creces cualquier añadido portatil. El Dacia Plugin&Radio permite conectividad con todo tipo de smartphones, y otros sistemas como el limitador/regulador de la velocidad, el radar de proximidad de aparcamiento trasero o el cubreequipaje del maletero, desmontable y rígido, aportarán mucho confort de uso diario.

dacia-duster-2014-inter

Entre las opciones encontramos incluso la posibilidad de equipar al Duster con unos asientos de piel con calefacción incluida, y aunque pueda parecer una locura los apenas 500€ que cuestan y sus ventajas de limpieza y comodidad son para pensárselo. Los precios del nuevo Dacia SUV en el mercado español parten desde los 10.900 euros de la versión de entrada a la gama con el bloque de gasolina más sencillo y la tracción delantera y finalizan en los 18.050 euros de la versión Laurate más equipada con el motor diesel dCi más potente y tracción 4×4, el todoterreno más racional del mercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here