La Ducati Hypermotard 1100 Evo SP es la máxima expresión de lo que la marca de Borgo Panigale puede hacer con uno de sus modelos más lúdicos. Vestida con un completo “traje de carbono” que incluye el guardabarros trasero, protectores de horquillas, tapas de distribución, guardabarros delantero y tapas laterales, su mayor altura al suelo, suspensiones de competición, frenos mejorados y un poco menos de peso convierten un modelo que ya era muy bueno en algo fascinante, aunque también muy exigente con su piloto.

La distancia entre ejes se ha aumentado 10mm con respecto a la versión normal para hacerla más estable a alta velocidad, aunque  el lanzamiento de 24º no varía. Los frenos delanteros, que de serie ya son unos fenomenales Brembo semi-flotantes de pinzas radiales y cuatro pistones, pasan a montar pinzas monobloque dignas de la mejor de las superbikes, mientras que las llantas son unas ligeras Marchesini forjadas y mecanizadas, que pasan a montar de serie unos Pirelli Diablo Supercorsa SP.

Esta montura se compra con el corazón y no con la razón, pues los 13.995 euros que costará en España (2.000 más que la Evo normal), junto con el hecho de que no es una moto demasiado polivalente, hacen de ella un verdadero capricho sólo apto para entusiastas. Los poco más de doce litros que tiene de capacidad su tanque de gasolina la lastran en el aspecto más rutero, algo que se compensará con creces al llegar a carreteras reviradas o al circuito, su campo de acción predilecto y donde promete un comportamiento espectacular si se sabe exprimir su potencial.

El artículo completo en El Semanal Digital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here