VW-Golf-VAriants

El compacto rey añade tres nuevas versiones a su carrocería familiar que se enfocan a tres extremos de clientes muy diferenciados. El R será el favorito de los más dinámicos, el GTD está pensado para los más racionales y el Alltrack no renuncia a adentrarse en cualquier tipo de terreno. Los precios parten de los 31.580 euros y la satisfacción es total con cualquiera de ellos. Puede que en nuestro mercado nos cueste más asimilarlo, pero la realidad es que 1 de cada 5 Volkswagen Golf que se venden hoy en el mundo son Variant,  así que la marca alemana acaba de reforzar las versiones disponibles con esta carrocería familiar para que ningún cliente se encuentre sin el modelo que mejor se adapta a sus necesidades. La puesta además se ha realizado por la vertiente más extrema de cada posicionamiento de la mano de los nuevos Alltrack, Variant GTD y Variant R.

Estos modelos llegan a la gama del modelo icono y más vendido de Volkswagen 40 años después del primer Golf, que ya acumula más de 30 millones de unidades rodando por el mundo. Para conocer el desempeño de estas nuevas versiones familiares del compacto estrella en Europa nos trasladamos hasta Málaga, y desde allí pusimos a prueba todas sus capacidades en una preciosa y completa ruta hasta el circuito deAscari, donde las dos más radicales, el campero Alltrack y el deportivísimo Rdemostraron todo su potencial. Esta carrocería, de la que se han vendido más de 2 millones de unidades en el Golf, es sin duda la más completa de la gama gracias a su versatilidad y habitabilidad, y no perjudica en absoluto la estética ni la dinámica del Golf.

Las nuevas variantes están desarrolladas sobre la plataforma modular transversal MQB, que permite a las marcas del grupo Volkswagen incorporar todos los tipos de propulsión disponibles, desde los motores térmicos con distintos carburante a los híbridos enchufables y eléctricos, al igual que la transmisión delantera y tracción integral. Esta plataforma goza de una puesta a punto dinámica tan afinada que ni el confort ni el dinamismo se ven comprometidos en cualquiera de las tres versiones, que por el contrario muestran un carácter muy diferenciado y una enorme adaptabilidad.

Volkswagen-Golf-GTD-Variant-2015-interior-02

Por tierra y asfalto

El Golf Alltrack toma su espíritu del Passat que estrenó está denominación en 2011, y gracias a su programa específico de conducción offroad consigue acceder a sitios a los que sus usuarios no imaginan que podría llegar. La distancia al suelo es 20mm mayor que el familiar convencional y la gestión del cambio automático cambia al seleccionar ese modo. Gracias a ello los caminos más agrestes no suponen problema alguno para este Golf de espíritu libre, y el sistema de tracción total 4Motion, basado en diferencial central Haldex de quinta generación, mantiene siempre suficiente agarre y tracción.

El sistema de ayuda al descenso de pendientes es la guinda para el pastel campero delAlltrack, que está disponible con cuatro motores: los diesel 1.6 TDI de 110CV, el 2.0 TDI en potencias de 150 y 184CV y el nuevo gasolina 1,8 TSI de 180CV. Los dos más potentes de la gama están asociados de serie al cambio de doble embrague DSG de seis velocidades, y dada su personalidad los diesel son los que a nuestro parecer mejor se adaptan a esta versión. De hecho si tuviéramos que optar por alguno nos decantaríamos por la versión intermedia por su gran equilibrio.

Eficiencia deportiva

El Golf Variant GTD llega al mercado 33 años después del primer GTD y es la versión más potente de la gama diesel del compacto familiar, ya que cuenta con el motor 2.0 TDI de 184CV de potencia. Este motor consigue un consumo medio de 4,4 litros, lo que supone unas emisiones de 115 gramos de CO2 por kilómetro, cifras que lamentablemente suben a 4,8 litros y 125 gramos de CO2 en el caso de la transmisión DSG opcional que tan bien le sienta a los bloques diesel del grupo VAG, con lo que el precio sube demasiado al pasar de tramo impositivo.

VW-GOLF-VARIANTR

Una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos y una velocidad máxima de 231 km/h son sin embargo cifras de verdadero deportivo, y como tal el GTD destaca por un diseño muy dinámico, con faldones, decoración propia y detalles como la tapicería “clark” que emulan a su hermano de gama GTI. A nivel dinámico el control de tracción con  la función XDS+, el ESC Sport, la dirección progresiva, un chasis deportivo rebajado en 15 milímetros y las llantas de 17 pulgadas hacen que en este coche el bastidor este muy por encima de la mecánica, así que pronto nos encontramos pidiendo más potencia ante la inmutabilidad del coche en todo tipo de trazados, ya sean curvones rápidos de autopista o carreteras de doble sentido.

Exclusividad racional

Pensando en esos conductores para los que las sensaciones lo son todo el Golf Variant R es el arma definitiva. Hasta la fecha no había existido ninguna versión familiar del compacto de Volkswagen con el apellido R, y ahora llega con un arsenal imbatible. Bajo el capó monta la última iteración del motor turboalimentado 2.0 TSI de 300 CV que son trasferidos al suelo a través del sistema de tracción total permanente 4Motion, gestionada con el cambio de doble embrague DSG de seis velocidades.

El chasis ha sido rebajado en 20 milímetros respecto a las versiones normales y ha sido dotado de dirección progresiva y del sistema desactivable ESC Sport, un modo de conducción Race desarrollado específicamente para circuito. También dispone de la función Launch Control para conseguir la máxima efectividad en aceleración, y gracias a ello el Golf Variant R acelera de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250Km/h, pero todo ello no impide un consumo medio de 7 litros si se mima el acelerador.Este último punto es bastante improbable que se de en conducción real, puesto que el sonido que emana de los 4 escapes traseros junto con una nobleza total de reacciones al límite hacen que llevar este Golf despacio sea una tarea muy difícil de acometer. Siempre pide más y perdona todos los errores de conducción, creando una experiencia adictiva a sus mandos.

El diseño exterior del Golf Variant R se diferencia del resto con las llantas de aleación ligera de 18 pulgadas, los tubos de escape dobles situados a ambos lados de un difusor negro brillante y un parachoques de diseño R. Los precios de las nuevas versiones parten de los 31.540 euros del Alltrack 1.6TDI, los 33.710 euros del Variant GTDmanual y los 44.780 euros del Variant R. Sin duda alguna son tarifas altas que tienen su razón de ser en el alto valor residual que el producto Golf mantiene con el paso de los años. Las versiones de lanzamiento tendrán unos interesantes paquetes promocionales que incluyen el techo panorámico y las luces bixenon.  El principal rival de estos Golf familiares son las versiones equivalentes de sus primos de gama delgrupo VAG, léase Skoda Scout, Seat León Cupra ST o Audi S3 Sportback.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here