harley-davidson-iron-883-unveiled-medium_5

Que me gustan las motos es una obviedad como un piano, pero hasta el día de hoy no había tenido la oportunidad de subirme a una Harley Davidson, y esta ocasión por fín ha llegado cuando estreno la treintena, con suficiente pelo en el pecho para no amilanarme ante ningún West Coast Chopper… Para los entendidos en los «hierros» de Milwaukee no tendrá ningún misterio si digo que hay un modelo sin igual para hacer este bautismo de testosterona que va a suponer ponerme a los mandos de una de las marcas más míticas y viriles que existe, y este no podía ser otro que la Sporster, en su versión Iron para ser exactos.

Estoy preparado para dejarme seducir por la sinfonía de sus cilindros en V, y mis partes nobles ansían sentir el traqueteo de los pistones mientras me dejo llevar, siempre a menos de 140 km/h, no hace falta más, por cualquier lengua de asfalto patria, si pasáis os lo cuento.

La ocasión se ha producido porque Harley-Davidson lanza la nueva Iron 883, ejemplar que se suma al legado de las Dark Custom. Las Sportsters de Harley-Davidson llevan lidiando con todo tipo de avatares desde su introducción en 1957, en la época de los pioneros del movimiento “hot rod” a sus mandos. Fueron el punto de partida para muchas de las legendarias choppers de los años 60, y también, debidamente potenciadas, fueron capaces de conquistar campeonatos de dirt racing y animar a los especialistas de cine en la década de los 70.

2009-harley-davidson-iron-883

La Iron 883 quiere mantener viva la llama de la rebeldía con su peculiar tacto (a pesar de la suavizada palanca de embrague y a su correa de transmisión reforzada con carbono) y su estilo minimalista. Esculpida en negro de punta a punta de su anatomía, aporta lo mejor del motor 883 Evolution con una combinación de funciones robustas, como los protectores para la horquilla delantera y los manillares estilo dragster. Está disponible en los colores Black Denim y Brilliant Silver Denim y la verdad es que resulta igual de impactante en ambos.

Continuará…

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here